oración

Diario de oración

Entre enero de 1946 y septiembre de 1947, Flannery O`Connor escribió un diario que contenía una serie de «cartas dirigidas a Dios». Comenzó con él cuando aún no había cumplido los veintiún años, al poco de salir de su Savannah natal e instalarse en Iowa City para realizar sus estudios. Consciente de que estaba haciendo una cosa inaudita, cuando lo terminó era evidente que la escritura del diario había supuesto un cambio en su vida. El ambiente cultural y creativo que Flannery encontró en Iowa puso a prueba su saber y su creer.

Valoración CDL
4
Valoración Socios
Valoración Socios: 
4
Average: 4 (5 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

5 valoraciones

Género: 

Mi Navidad más feliz

 

Un libro que, de una manera amena, muestra cómo vive La Navidad una familia cristiana: historias, cuentos, oraciones y villancicos para leer junto a ese rincón de oración que es el belén.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
3.5
Average: 3.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Orar (Madre Teresa de Calcuta)

Vista desde fuera, sorprende la obra realizada por la Madre Teresa a lo largo de una vida de la que, a través de los medios de comunicación, todos hemos sido testigos. Consecuencia razonable de tal sorpresa es una gran curiosidad generalizada por descubrir el secreto, la clave de explicación final y convincente del dinamismo íntimo que dio fuerzas a una mujer aparentemente frágil para llevar a cabo una labor tan ingente, imposible para cualquier otro.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Subo al monte a orar

«No abandono la Iglesia… subo al monte a rezar». Con estas palabras se despedía Benedicto XVI de la multitud congregada en la plaza de San Pedro el día que consumaba su renuncia al ministerio petrino, y añadía: «Para dedicarme a la oración y la meditación». Una vida casi monástica, donde la contemplación ocupa el lugar central que le corresponde. ¿Acaso no es importante y central —había dicho cuando era papa— la oración, la liturgia, la contemplación?

Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

La oración de Tamen

Nace el 2 de enero de 1944 en Gerona, España. Primogénita entre nueve hermanos del matrimonio profundamente cristiano entre Joaquín Masramon –arquitecto catalán- y Carmen Ordis. En ese hogar aprende a vivir con naturalidad una serie de virtudes humanas que arraigan fuertemente en su alma. Transcurre su infancia y juventud en el austero ambiente de la posguerra civil española.  Recién casada se traslada a vivir a Santiago de Chile, en años muy difíciles para ese país. Regresó a España para más adelante volver a Chile.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
3.5
Average: 3.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Locuras de Dios. Locuras de los hombres

Locura: «Amor o cariño exagerado que se siente por alguien o entusiasmo muy grande que se tiene hacia algo». Según el autor, el diccionario se equivoca ya que el amor nunca puede ser «exagerado». ¿Se puede pensar que una madre tenga un amor exagerado hacia su hijo? ¿Que el cariño que se manifiestan dos novios sea exagerado cuando pasan horas y horas hablando de sus cosas, o hacen viajes de muchos km para estar juntos, o se regalan cosas a costa de privarse de lo necesario? El que haya querido de verdad nunca dirá que estas acciones son «exageradas».

Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

¡Enséñanos a orar!

«Hoy se nos plantea el desafío de responder adecuadamente a la sed de Dios de mucha gente» (Papa Francisco). Una sed que solo se sacia en la oración porque, en su raíz, la oración no es una actividad humana sino divina. La oración es la respuesta del hombre a un Dios que se le acerca sobremanera; a un Dios que, sin esperar a ser buscado, se hace el encontradizo.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

La poesía de Dios

Los salmos son las palabras que Dios introduce en la boca del hombre para enseñarle a hablar con Él, como hace un padre con su hijo. En las iglesias de Siria, al libro de los Salmos le llaman el corazón de Dios. Nuestros hermanos mayores, los judíos, y los primeros cristianos aprendieron a rezar con estas oraciones inspiradas por Dios, que el mismo Jesús empleó para orar.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Con Él

La oración cristiana tiene muchas expresiones, casi tantas como los fieles que siguen a Jesús: la oración vocal, significada por el Padrenuestro, modelo de toda oración; la meditación, que habitualmente se hace con la ayuda de un libro, destacando el Evangelio y el conjunto de la Escritura Sagrada; y la oración contemplativa, una gracia que se prepara con la humildad y el desasimiento.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Nueve días para fortalecer la fe

El único problema del cristiano es la falta de fe. Si afrontamos con fe nuestras dificultades y limitaciones, si nos ponemos en manos de Dios con confianza plena, él se ocupará de nosotros, e incluso todo lo que parece más negativo acabará por volverse positivo.

Lo que más reprocha Jesús a sus discípulos no son sus fallos humanos, sino su falta de fe. El autor ofrece aquí un sencillo itinerario para fortalecerla.

 
Valoración CDL
3
Valoración Socios
Valoración Socios: 
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Libros relacionados

Suscribirse a RSS - oración