22 maneras de caerse bien. Actitudes para disfrutar de la vida

José Pedro Manglano se ayuda de un centenar de personajes de la literatura universal para proponer las actitudes fundamentales para ser una persona feliz que genera pensamientos positivos, estimula y fomenta el gusto por la vida. Este muestrario de 22 «yoes» propone un mapa para la propia existencia, la ayuda imprescindible para evitar las trampas por las que huimos del propio yo. Cada tipología es ilustrada por el lápiz del genial humorista gráfico Antonio Mingote. 22 maneras de caerse bien pretende ayudar a quien es joven, a quien pretende serlo, a quien tiene a su cargo otras vidas, a quien tiene un hijo, un alumno o un amigo. En definitiva, una obra de gran ayuda para todos aquellos que quieren amarse y amar a los demás.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2007
300
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.4
Average: 3.4 (5 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

5 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Al terminar la lectura de "22 maneras ... " uno se queda pensando, ¡es tanto lo que nos sugiere este libro! José Pedro Manglano no es psicólogo, ni trabaja como filósofo aunque haya estudiado Filosofía, es sacerdote y guía de jóvenes. En su trabajo ha llegado a clasificar 22 maneras de vivir el Yo, de ser feliz o de no serlo. Las preguntas implícitas en el libro son fundamentales y creo que todos nos las hemos hecho alguna vez: ¿Sirvo para algo? ¿Tiene sentido mi vida? ¿Soy feliz? ¿Le importaría a alguien si yo desapareciese? Manglano nos habla de tres operaciones para reconciliarnos con el mundo: a) Apertura. b) Aceptación y c) Donación. El Yo tiene que abrirse al mundo y a su propio interior, porque es en el interior donde encontrará la empatía para vivir la vida como un regalo y una aventura, siendo rebelde cuando sea necesario. No vivimos por necesidad, nos dice el autor, sino porque alguien nos ha llamado por nuestro nombre y nos ha aceptado; aun sabiendo como iba a ser nuestra vida, con errores y limitaciones. Todas las cosas se han hecho para nosotros a condición de que las amemos y nos demos a ellas. Si nuestro único patrimonio es el Yo, cerrado en sí mismo, el resultado será la infelicidad, el mal humor y el aburrimiento. "22 maneras ... " no es un libro para jóvenes sino para todas las edades, y para repasarlo de vez en cuando porque nunca nos conocemos lo suficiente -de hecho nos conocemos muy poco a nosotros mismos- y a veces nos asalta la duda sobre si somos felices. El autor no utiliza palabras técnicas y suaviza el texto con citas literarias y los extrordinarios dibujos de Mingote, aún así su lectura exige concentración. Lo mejor para mí es su carácter sistemático y sus intuiciones; lo más difícil ha sido leerlo.

Imagen de JOL

El título puede sorprender porque trata de presentar un tema clásico, la conquista de la felicidad, de un modo nuevo: aprender a ser persona es el gran tema de los pensadores de ayer y de hoy. El autor juega esa baza con un estilo muy personal que puede desconcertar pero que se muestra eficaz con el lector perseverante, especialmente jóvenes y educadores.

El libro trata pues de las actitudes que orientan el comportamiento ético de las personas, no siempre encaminado al bien. Por eso hace falta purificar el yo, que es analizado aquí en 22 manifestaciones, desde el yo-corrompido al yo-paso. Está dividido en cuatro partes según las actitudes que permiten el buen desarrollo del yo hacia la felicidad. Siguiendo su orden lógico serían la apertura a la realidad, el respeto hacia el mundo, el agradecimiento y finalmente la rebeldía entendida como inconformismo con la imperfección. Manglano adereza su exposición con citas de autores bien conocidos como Dostoievsky, Rilke, Roth, Guardini, Salinas, Saint-Exupéry, von le Fort, Polo, y tantos otros, que reflejan el misterio del corazón y las claves de una época. Hay que mencionar también las ilustraciones de Antonio Mingote, tan atento siempre a las paradojas de la vida y al yo perplejo.

Imagen de almudena

Un libro que te enseña a ser el mejor yo posible, y que realmente te da la idea de cómo logralo y el atractivo que supone conseguirlo. ¡Genial!