Amigos absolutos

Una nueva muestra del mejor Le Carré, en forma de salvaje fábula sobre la hipocresía de la política, aunque no exenta de ternura, y a la vez un canto a la amistad que sobrevive en un mundo despersonalizado y sin rumbo. Con su habitual maestría, Le Carré relata la historia de dos amigos a lo largo de 56 años: Ted Mundy, hijo de un militar británico, y Sasha, hijo de un partor luterano proveniente de la Alemania del Este. Ambos estudian en Berlín Oeste y se reencontrarán primero en la guerra fría y años más tarde en un mundo amenazado por el terrorismo y sojuzgado por la política americana de la guerra global. Con un ritmo perfecto, tenso, el genial autor británico engarza las crisis de conciencia y los conflictos morales de sus personajes en la sombría realidad actual del imperio de las multinacionales, el fundamentalismo y la manipulación informativa.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2004
464
Valoración CDL
3
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de cdl

"Mentir para un país es una profesión noble, siempre y cuando uno sepa cuál es la verdad..." sería una de las máximas fundamentales en anteriores entregas novelísticas de John LeCarré, pero la conclusión de esta misma frase, "...pero lamentablemente yo no lo sé", supone un radical giro conceptual respecto a anteriores entregas de este maestro en el género de espionaje.

Y, en efecto, Amigos absolutos se aleja del prototípico patrón de novelas como El topo, El sastre de Panamá o El jardinero fiel. Los históricos acontecimientos mundiales continúan siendo el necesario marco referencial donde situar la acción; de igual forma el intrigante universo del espionaje vuelve a conformar el sustrato fundamental para el argumento... y sin embargo calificar Amigos absolutos como "novela de espías" resulta cuando menos impreciso. Sólo las últimas cien páginas responden a las premisas del subgénero. La radical alteración del orden mundial que se ha producido en los últimos años ha supuesto para algunos la pérdida de unos de valores tenidos por absolutos. En este ambiente situamos a los "amigos absolutos" Mundy y Sasha. La vida de Mundy no ha sido tan anodina y patética como lo es en este momento. Hijo de un militar británico destinado en Pakistán, nació el mismo día que la nación declaró su independencia.