Anatomía de un instante

Afirma Javier Cercas en el Prólogo a este libro que se había planteado novelar el intento de golpe de Estado de 23 de febrero de 1981; no obstante llegó a la conclusión de que los hechos sucedidos en esa jornada eran lo suficientemente dramáticos para que resultara innecesario novelarlos.

Surge así un libro que utiliza las fuentes existentes sobre el 23-F a las que el autor añade el análisis de los que considera sus principales protagonistas: Suárez, Gutiérrez Mellado y Carrillo; y sus contrafiguras entre los golpistas: Armada, Miláns del Bosch y Tejero. Analiza y absuelve la actuación del Rey y señala como villano de la historia al comandante del CESID José Luís Cortina.

Sorprende enterarse de que el Tribunal Supremo no autoriza a consultar el sumario del proceso del 23-F y que ha puesto una fecha para ello: veinticinco años desde que mueran los procesados o cincuenta desde la fecha del golpe.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
437
978-84-397-2213-7

Acompaña bibliografía sobre el 23-F y sus protagonistas.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de enc

El título "Anatomía de un instante" hace referencia al momento, el 23 de febrero de 1981 a las seis y veintitrés minutos de la tarde, en el que los guardiaciviles, al mando del Teniente Coronel Tejero, irrumpieron en el Congreso de los Diputados, dispararon sus armas al aire y obligaron a los presentes a tenderse en el suelo. Sólo dos de los que allí estaban se enfrentaron a ellos y tres se negaron a arrodillarse; fueron el Presidente del Gobierno en funciones Adolfo Suárez, el Vicepresidente Gutiérrez Mellado y el líder comunista Santiago Carrillo.

Los tres tenían motivos para no temer la muerte; Suárez porque ya nadie podía hacerle sufrir más de lo que le habían hecho pasar los suyos, Gutiérrez Mellado porque era la máxima autoridad militar del país después del Rey, y Santiago Carrillo porque llevaba toda su vida puesto un precio a su cabeza. Los tres tiene rasgos en común: traidores confesos a sus respectivas ideologías de origen, han fracasado y están políticamente muertos.

Tiene especial interés la exposición de los antecedentes del golpe: los intentos de destruir a Suárez desde la política, el Ejército y la misma Casa Real. Cercas explica el propósito de establecer un "gobierno de salvación nacional" sobre lo que todos llegaron a estar de acuerdo, incluidos el PSOE y el Rey. Armada trata de llevar el agua a su molino proponiéndose a sí mismo como Presidente e invoca para ello la autorización del monarca que, sin embargo, desconocía los preparativos del golpe y nunca lo consintió.

Cercas se entretiene mucho en la figura de Suárez, algo que trata de justificar en el Epílogo. Son casi cien páginas de datos y reflexiones de sobra conocidos para el lector, que ralentizan la narración y nos llevan lejos del 23-F. Pero Cercas proviene de Cataluña y del PCE por lo que tiene que abrirse paso entre una maraña de prejuicios para descubrir al personaje. Sin la digresión sobre Adolfo Suárez, que personalmente considero innecesaria, y las especulaciones sobre la participación del CESID en el golpe, que tampoco llegan a aclararse, "Anatomía de un instante" sería un libro perfecto como introducción, desarrollo y explicación del intento de golpe de Estado del 23-F.

El estilo del autor es denso, no renuncia a contar nada, pero el lector llega a acostumbrarse a él y resulta interesante.