Cásate y da la vida por ella

Este segundo libro de Costanza Miriano, sutilmente polémico, intenta de nuevo ser una ayuda para la salud del hombre y la mujer que viven juntos. Le corresponde a la mujer llevar al hombre al encuentro de su virilidad, de su paternidad y del ejercicio de la autoridad. Este papel del hombre, digámoslo así, anda un poco extraviado. Por eso, nos topamos demasiadas veces con varones que viven desorientados en su propia casa, que están poco preparados para manejar las situaciones más delicadas y salvaguardar el equilibrio de la familia. A los defectos de los hombres corresponden a menudo defectos de las mujeres: se alimentan recíprocamente. Y esta perversa complicidad se puede romper con una pizca de sabiduría y de experiencia y con mucha ironía. Apoyada en sus profundas convicciones católicas, revisitadas con un espíritu muy de hoy y expuestas con un estilo brillante, la autora nos enseña a redescubrir el significado — y la valentía — del hombre y la mujer que viven juntos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2013
230
978-84-940525-7
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de JOL

Se trata de dos libros complementarios, el primero «Casate y da la vida por ella. Hombres de verdad para mujeres sin miedo»; y el segundo «Cásate y sé sumisa. Experiencia radical para mujeres sin miedo». Basta leer ambos títulos y los subtítulos para despejar malentendidos, porque la histeria a propósito de esta publicación ha llevado a decir barbaridades de ellos.

            Destaca que la identidad de la mujer es la acogida aunque la modernidad ha desnaturalizado ese genio femenino contraponiéndolo a la autoafirmación, que afecta también profundamente al varón cuando se centra en sí mismo. Ambos deben saber que el amor se construye sobre la complementariedad. La banalización del sexo y el igualitarismo reivindicativo supone una pérdida para todos con devaluación del papel masculino en el hogar, el papel sustentador de la mujer que pierde comunicabilidad, la mentira en las relaciones conyugales, etc. Escrito desde la fe cristiana que cuenta con Dios y su gracia para construir un matrimonio sólido. Eso duele a los radicales.