Cásate y se sumisa

¿Qué viene después del beso final? ¿Después del “the end”? ¡Sería estupendo que los guionistas dijeran algo! ¿Son felices? ¿Cuántos hijos tienen? ¿Alguna sabe que se puede ser feliz incluso con su marido? Ahora es el momento de aprender la obediencia leal y generosa, la sumisión. Y, entre nosotras, podemos decirlo: debajo siempre se coloca el que es más sólido y resistente, porque quien está debajo sostiene el mundo.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2013
214
978-84-940525-3
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de JOL

La palabra “sumisión” no tiene en italiano la carga negativa pues está más enraizada en su origen latino y significa “sustentación o fundamento”, lo que está debajo como soporte, mientras que en castellano hoy parece peyorativo; esto no quita que la autora haya titulado así para sorprender al público. Y a fe que lo ha conseguido. La autora es periodista de la RAI italiana y manifiesta que es un libro de una mujer, sobre la mujer y para mujeres, fundamentalmente. Dos ensayos escritos en un tono profundo y desenfadado, lleno de anécdotas familiares, acerca de la dificultad de fundar una familia unida, para siempre y con amor, y además feliz.

Destaca que la identidad de la mujer es la acogida aunque la modernidad ha desnaturalizado ese genio femenino contraponiéndolo a la autoafirmación, que afecta también profundamente al varón cuando se centra en sí mismo. Ambos deben saber que el amor se construye sobre la complementariedad. La banalización del sexo y el igualitarismo reivindicativo supone una pérdida para todos con devaluación del papel masculino en el hogar, el papel sustentador de la mujer que pierde comunicabilidad, la mentira en las relaciones conyugales, etc. Escrito desde la fe cristiana que cuenta con Dios y su gracia para construir un matrimonio sólido. Eso duele a los radicales.