Casi

Un retrato del sinhogarismo en España.

No lejos del Palacio Real de Madrid se levanta el centro de acogida más antiguo y grande de España. Turistas y vecinos conviven allí con el colectivo más vulnerable, caótico y olvidado de nuestra sociedad: el de las personas sin hogar. Aquellos a los que no les queda nada salvo un último propósito de supervivencia. Su número sigue creciendo, silenciosamente, en el seno de nuestras ciudades.

Bustos nunca pensó escribir un libro como este. Pero al poco de mudarse –sin saberlo– al barrio de los sintecho intuyó en ellos un mensaje de dignidad herida que nos interpela a todos, más allá de la empatía momentánea o de la agenda política. Estas páginas desgarradoras son el fruto de un año de investigación periodística sobre el fenómeno del sinhogarismo. Pero conforman también una obra profundamente literaria, deudora de la corriente de sensibilidad que, de Solana a Baroja, señaló las llagas de la España negra con mirada piadosa y sin ápice de condescendencia o sentimentalismo. Una escritura poderosa que restituye lo segundo que pierde quien pierde su casa: el lenguaje.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2024 Libros del Asteroide
189
8419089842

Subtítulo: Una crónica del desamparo

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Tema(s): 

Comentarios

Imagen de grpazos

Casi es un texto audaz y sorprendente, que mira a los ojos a una realidad que, como el propio Bustos confiesa, le produjo un inicial rechazo: "No debo ocultar mi asco, porque de esa reacción amoral, instintiva y frecuente surgió la idea de este libro". El periodista dedicó un año a conocer el Centro de Acogida San Isidro, el Casi, uno de esos lugares que "no se encuentra, porque no se busca", y fue poco a poco poniendo cara, nombre y biografía a una realidad, el sinhogarismo, que está hecha de un sinnúmero de historias personales. Y es que, como dice el autor, "no existen los sintecho. Existe cada persona privada de hogar que un día podríamos ser nosotros". El subtítulo del libro sintetiza muy bien su contenido: Una crónica del desamparo, contada sin idealizaciones buenistas y con la prosa magistral que se gasta Jorge Bustos. Más que muy recomendable.