Color morado traidor

Unas vacaciones en el pueblo, una casa que parece del pasado, una detective que siempre se queda sin desayuno, un charco secreto en el río, un torneo de duelos de piscina, una luz verde que va del suelo al cielo... Erika, Manu, Carol y Álex son los detectives de la Lupa. Sí, sí, esos, los que forman una cadena de liar croquetas. ¿Y cuál es su siguiente caso? ¡Pues el indignante robo de las porras... y también la sospechosa luz del ataque alienígena (y fantasma)! ¿Serán capaces de resolver dos misterios a la vez?

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
208
978-84-9107-558

Ilustraciones de Lucía Serrano

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Cuarto episodio de la serie protagonizada por la Pandilla de la Lupa, formada por cuatro compañeros de colegio: Manu, Erika, Carol y Álex. En esta ocasión, en el mes de agosto, los niños van a pasar una semana de vacaciones con los abuelos de Álex en el pueblo (quizá un pueblo parecido a Candeleda, en Ávila, donde la autora ha pasado muchos veranos). Alojados en una casa muy antigua, propiedad de la familia desde hace más de un siglo, todos tendrán la oportunidad de disfrutar de un mundo sin prisas anterior a las recientes tecnologías; pero también en la noche, se verán atemorizados por los ruidos y las luces de posibles fantasmas o quizá seres extraterrestres. Ahí tienen un nuevo caso, lleno de misterio, que deberán resolver.

Como en los libros anteriores, los temas que destacan en la obra son el humor, el misterio, la amistad y, especialmente, la familia, que ese verano se ampliará con la presencia de los abuelos y de los tíos de Álex: una familia unida, como una piña, que disfruta de excursiones y juegos, pero también colabora unida en las tareas del hogar  como un gran equipo: la limpieza, el orden, la cocina, la compra, etc. Además en la obra también se desarrollan otros temas propios de la época del año, como el contacto con la naturaleza, los baños en el río y en las pozas, la descripción del bosque y la vida tranquila en el pueblo.  

 El relato está compuesto por las páginas de los diarios de los cuatro protagonistas, que se van intercalando a lo largo de toda la obra; así pues, todo el discurso está en primera persona narrado por los niños, que expresan sus pensamientos y sentimientos de una forma amena y divertida, con su propio vocabulario. Todo ello se complementa con las ilustraciones de Lucía Serrano, expresivas y llenas de color, que facilitarán la comprensión del texto a los jóvenes lectores.  En esta colección, ya se han publicado otros cuatro libros protagonizados por la Pandilla de la Lupa, titulados  "Color verde ladrón", "Color azul enemigo", "Color rojo culpable" y "Color amarillo suplantador".