Comentario a Ezequiel

Leemos la Biblia con prejuicios y minimalismos; Jerónimo, en cambio, al comentar a Ezequiel desde su saber clásico nos abre a un conocimiento fuerte.

Jerónimo es el más ponderado de los exegetas católicos. Su traducción de las Sagradas Escrituras al latín le ha merecido una obra verdadera. Paul Claudel, el poeta francés, llegó a decir que en cuanto al estilo parecía inspirada por el Espíritu Santo.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
599
9788479148379
Valoración CDL
3
Valoración Socios
0
Sin votos
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4
Género: 

Comentarios

Imagen de cdl

La importancia de Jerónimo en la historia de la exégesis es indiscutible. Tanto porque conoció de primera mano las lenguas bíblicas (cada vez se afirma menos un conocimiento superficial del hebreo), como porque conoció los comentarios de Orígenes, de los que se convirtió en difusor para el mundo latino, a pesar de las controversias que sobre la interpretación de algunas doctrinas origenistas mantuvo posteriormente, y con qué ardor.

Por otra parte su formación clásica era envidiable y ya de esa escuela pagana extrajo la enseñanza de que, ante todo debía atenderse al sentido literal de los textos (literal o histórico en su lenguaje), y sobre él construir las posibles interpretaciones alegóricas y espirituales.

Por todo ello y a pesar, por ejemplo, de sus deficiencias en filosofía, san Jerónimo es un maestro sobre el que hay que volver y viene, además, avalado por el título de Doctor de la Iglesia.