Cuando tu vida es un libro

Una historia de intriga y llena de humor sobre el descubrimiento de uno mismo, la amistad, la traición, el primer amor. Y sobre cómo un libro puede cambiar de un día para otro la vida de las personas.

Kim tiene quince años y nunca le han gustado los libros. Leer le parece algo tan aburrido, que el día que tiene que asistir con su clase a una lectura cree que se va a quedar dormida... Pero sucede lo contrario: de repente está más despierta que nunca, porque todo lo que la autora va leyendo parece ¡un retrato idéntico a la vida de Kim! Es verdad que hay un par de nombres diferentes y algunos detalles insignificantes que no cuadran, pero el resto es exactamente igual.

Kim compra el libro y cuando termina de leerlo, le aterra ver que uno de los protagonistas, que bien podría ser su compañero de clase Jasper, muere al final de la historia.

Con la ayuda de su mejor amiga Petrowna, Kim decide armar un plan para intentar a toda costa evitar el trágico desenlace. No imagina las sorpresas que aún le esperan, porque, a diferencia de los libros, la realidad es siempre cambiante e impredecible.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
176
978-84-17996-62-8

Traducción del alemán de Begoña Llovet

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Novela juvenil de formación, llena de intriga y mucho humor, en la que se mezclan la literatura y la vida real de la protagonista. La trama está ambientada en Berlín en la época actual y el relato está narrado en primera persona por Kim, la protagonista, una joven de quince años que comparte casi todo su tiempo con los compañeros de clase del instituto, especialmente con su amiga Petrowna. A Kim no le gusta leer y a sus compañeros tampoco, prefieren ver películas o series a las que están totalmente “enganchados”. Hasta que un día, asisten con su profesora de lengua, la señorita Meier, a un encuentro literario con una autora que les lee fragmentos de su último libro. En esa historia de ficción, Kim ve reflejada su vida, la relación con sus padres, con sus compañeros, y sobre todo le preocupa el triste final, ya que en el libro leído muere uno de los personajes. Obsesionada, buscará qué puede hacer para impedirlo en la vida real: ¿hablar con la autora, cambiar el argumento, transformar a los personajes?

Entre los muchos temas interesantes que se tratan en la obra, destaca el valor de la literatura como medio de formación y de enfrentarse a la realidad. Así, el libro leído le ayudará a Kim a aceptar los acontecimientos que se están produciendo en su vida: la separación de sus padres, la tristeza de su madre, la nueva relación paterna, los problemas de sus compañeros de clase, su actitud ante la vida, la necesidad de comprenderse mejor a sí misma y forjar su propia personalidad. En este sentido, se va comparando la existencia de Kim, hija única, mimada, egocéntrica, sin dificultades económicas; frente a su amiga Petrowna, hija de inmigrantes, de familia numerosa que vive en un piso pequeño y pasa apuros económicos. Sin embargo, Petrowna sabe hacer frente a la realidad y está preparada para resolver todo tipo de problemas, con inteligencia y decisión.

Como ya se ha dicho, el relato está narrado en primera persona por Kim que, con una gran ingenuidad, revela sus sentimientos y pensamientos más profundos sobre cada uno de los personajes y también sobre sí misma. Con mucho humor y de una forma muy original, va descubriendo sus rasgos físicos, sus estados de ánimo, sus aficiones, las aventuras de su infancia y los problemas de la adolescencia. Su autora es Alina Bronsky (Rusia, 1978), que presenta una obra divertida y sorprendente, su primera novela juvenil que se  publica en español.