Cuatro Estaciones

Con la metáfora de las cuatro estaciones, el autor indaga sobre el paso del tiempo y el sentido de la vida.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2008
67

La cuidada edición de los libros de la mítica colección Adonais de poesía.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Artemi

Libro que hay que leer de un tirón, pienso, y después releer, pues el eco de muchos de sus poemas acuden a la memoria. Me emicioné leyendo la cuarta estación, el invierno (el poema II de este capíulo es genial). De este poemario destacaría su profunda religiosidad, el culturalismo y un cierto prosaísmo, además de excelentes metáforas y grandes intuiciones poéticas. Maneja con soltura el verso libre, y sin embargo, me gustó más su prosa lírica de "La luna y el sol". Todo el libro tiene una estructura antitética clásica: Primavera y otoño (la infancia y la muerte) y el verano y el invierno (madurez y decadencia).

Imagen de cattus

José Julio es un excelente poeta y en su último libro se confirma plenamente. Al hilo de recuerdos de su vida y con la metáfora de las estaciones como trasfondo, el autor se enfrenta al paso del tiempo, a la memoria y al sentido de la vida, con gran belleza y hondura y con la esperanza del creyente. Musicalidad, riqueza léxica, bellas imágenes que merece la pena leer pausadamente.