De qué hablamos cuando hablamos de amor

Se trata de una colección de diecisiete relatos en clave hiperrealista. Carver pone al lector frente a la realidad social norteamericana. Descripción dura del mosaico social y lo que implica la sucesión de divorcios y amalgamas sociales complicadas en medio de las cuales el hombre –y la mujer- tienen que sobrevivir. La sensibilidad del otro hacia los propios sentimientos y la soledad que nos encuadra ante la falta de respuesta a la afectividad del otro van determinando la configuración de seres desarraigados en extremo para los cuales la palabra amor ha dejado de tener una significación universal, un valor absoluto.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
160
978-84-339-2066-9
Valoración CDL
3
Valoración Socios
0
Sin votos
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4
Género: 

Comentarios

Imagen de Azafrán

"¿Por
qué no bailáis?", el primer relato, nos presenta a una pareja de enamorados que
intenta comprar algunos muebles para su hogar en una venta de segunda mano. El
anciano que los vende acepta el precio que ellos ofrecen porque cree descubrir
en ellos la pasión del primer amor. Incluso les regala un tocadiscos y unos
discos con la petición de que bailen –que demuestren el entendimiento de la
pareja-.

 

En
"El señor Café y el señor Arreglos" el lector se puede reconocerse en el alivio
con el que un marido descubre que su ex mujer ama a un hombre que vale menos
que él mismo: aquel que el creía un ingeniero aeronáutico ha resultado ser un
trabajador de la cafetería del aeropuerto. Mejor, un ex trabajador y un ex
presidiario porque su ex mujer pagó la fianza para que recobrase la libertad.

 

En
"Belvedere", un motel de carretera, trabaja una pareja. En principio les
pareció un sitio muy apropiado para vivir su condición de enamorados. Y así fue
durante una temporada. Pero apareció una morenita mexicana, encargada de la
limpieza de las habitaciones y el hombre decidió probar las mieles de la
infidelidad. El momento que elige Carver para dar a conocer la situación de la
pareja al lector es precisamente el de la desesperación y la borrachera para
olvidar, el hombre, su error, y la mujer su dolor. Perdido el respeto, perdido
el sentido de la vida…, y el trabajo.

 

Sam
y Cliff habían sido amigos, además de vecinos. Lo cuenta Carver en style='mso-spacerun:yes'> 
el relato "Veía hasta las cosas más
minúsculas". Un día se emborracharon y se dijeron las cosas claras. Levantaron
una valla entre las casas. Sam sigue acudiendo a la valla por las noches aunque
ahora recoge las babosas del jardín en un tarro. La mujer de Cliff encuentra
bastante desagradable la actividad nocturna de Sam –recoger las babosas. Es
mejor el mundo que ve dentro de su casa.

 

Un
padre le confiesa a su hijo cómo fue infiel a su madre repetidamente, hasta que
el marido de la otra descubrió todo y terminaron los dos matrimonios. "Bolsas"
es la justificación de lo injustificable delante del hijo quien a su vez se
encuentra en una situación de ruptura. Ambos hombres se encuentran en la
cafetería de un aeropuerto, la gran casa de nadie; sólo gente de paso, como las
propias relaciones de las parejas que duran lo que dura un vuelo. Pero Carver
se limita a describir realidades muy probables. La misma crudeza de la realidad
es una simbología de la soledad del hombre –y de la mujer- perdido en la selva
del asfalto.

 

"El
baño" por ejemplo, un símbolo de que las necesidades cotidianas pueden
imponerse a las circunstancias más dolorosas de la vida. Una pareja que
deberían estar celebrando el cumpleaños de su único hijo, se ven inmersos en la
tragedia: un coche acaba de golpearle y está en coma. La madre acompaña al niño
en el hospital mientras el padre, que volvía del trabajo decide tomarse un
baño. En casa recibe insistentes llamadas del pastelero pidiendo que pasen a
retirar la tarta del cumpleaños.

 

"Diles
a las mujeres que nos vamos" es un relato sumamente cruel. Dos parejas de
amigos de la infancia cenan juntos en casa de uno de ellos. Los hombres deciden
salir a tomarse unas cervezas. Ven a dos chicas en un coche y las persiguen. La
historia termina con el asesinato de las dos chicas.

 

"Después
de los tejanos" describe la percepción de una pareja ya anciana sobre la
realidad del amor entre los jóvenes. El lector cree que el relato está
fundamentado en aquello de afortunado en el juego, desgraciado en amores. Y así
parece pues los ancianos que han logrado vivir juntos en armonía no aciertan en
el juego. Sin embargo los jóvenes que parecen ajenos al significado profundo
del amor lo ganan todo. De pronto el lector se enfrenta a un muro. La anciana
padece cáncer.

 

"Tanta
agua tan cerca de casa" muestra al lector la indolencia e indiferencia de
cuatro amigos que van de pesca un fin de semana. Nada más llegar, se encuentran
el cadáver de una joven y deciden dejarlo atado a un árbol y no renunciar a su
proyectado fin de semana, pasado el cual informan al sheriff. Lógicamente los
vecinos de la localidad se extrañan de su frialdad pero para ellos el problema
se resuelve con un güisqui y...

 

"La
tercera de las cosas que acabaron con mi padre" es el relato más largo. El
protagonista analiza las causas de la muerte de su padre. Pearl Harbor, el
haber vuelto a la granja familiar y la muerte de un vecino, Dummy (bobalicón)
tras haber enloquecido por su dedicación a unos peces que criaba. Por las
pencas abandonó a su mujer y cuando el río se desbordó y perdió su criadero,
mató a su mujer con un martillo y después se suicidó.

 

El
penúltimo relato lleva el título de la colección "De qué hablamos cuando
hablamos de amor" y es una reflexión sobre el significado de maltrato físico en
la pareja y suicidio por amor. "Creo que en el amor no somos más que
principiantes. Decimos que nos amamos, no lo dudo. Yo amo a Terri y Terri me
ama a mí, y también vosotros os amáis. Ya sabéis a qué tipo de amor me refiero
ahora. Al amor físico, ese impulso que te arrastra hacia alguien concreto, y al
amor que inspira el ser de la otra persona.

 

Carver reserva para el último relato "Una cosa
más" el argumento de un loco en el manicomio quien parece no haber resuelto su
correcta ubicación. ¿Será el amor esa relación que nos desquicia la vida y nos
hace sentirnos ajenos a nosotros mismos si nos falta la presencia del ser
amado?