Desde lo más hondo de nuestros corazones

El cardenal Robert Sarah con Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, hablan desde lo más hondo de sus corazones sobre el futuro de los sacerdotes, el significado del sacerdocio católico y el sentido del celibato.

A los noventa y dos años, el papa emérito firma un texto de gran densidad intelectual, cultural y teológica, en el que se remonta a las fuentes del problema: la Escritura como Palabra de Dios. Su contundente análisis se completa con el texto del cardenal Robert Sarah, cuyo escrito irradia la fuerza, claridad y sabiduría propias de él.

"Estos últimos meses, mientras en el mundo resonaba el estruendo generado por un extraño sínodo mediático que se imponía sobre el sínodo real, hemos mantenido varios encuentros. Hemos intercambiado ideas e inquietudes. Hemos rezado y meditado en silencio. En cada uno de esos encuentros nos hemos confortado y tranquilizado mutuamente. Nuestras reflexiones, guiadas por dos voces diferentes, nos han llevado a cruzarnos algunas cartas. La semejanza de nuestras inquietudes y la coincidencia en nuestras conclusiones nos han decidido a poner el fruto de nuestro trabajo y de nuestra amistad espiritual a disposición de todos los fieles, a ejemplo de san Agustín".

Robert Sarah, nacido el 15 de junio de 1945 en Ourouss, Guinea, fue el obispo más joven del mundo, consagrado el 8 de diciembre de 1979. Fue creado cardenal por el papa Benedicto XVI. Es prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos desde el 23 de noviembre de 2014.

Joseph Ratzinguer nació el 16 de abril de 1927 en Marktl, Alemania. Eminente teólogo y escritor, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, fue elegido 265º papa de la Iglesia católica, misión que ha desempeñado del 19 de abril de 2005 al 28 de febrero de 2013, bajo el nombre de Benedicto XVI.

Un alegato a fevor de mantener el celibato sacerdotal en la Iglesia Católica.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
173
9788490619674
Valoración CDL
4
Valoración Socios
4
Average: 4 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

4
4
Género: 

Comentarios

Imagen de JOL

Con dolor señala Sarah que algunos teólogos parecen dispuestos a servirse de las carencias de los pueblos pobres como de un laboratorio experimental para sus proyectos de aprendices de brujo. Palabras fuertes que responden a una realidad ya conocida: que la solución a la falta de sacerdotes no pasa por ordenar a hombres casados y menos por ordenar a de mujeres. Consideran que más que clericalizar a varones probados o a mujeres acercándolas más al altar, lo que falta es oración y fervor apostólico en la comunidad. 

Afirma Sarah que: «Entre el sacerdocio y el celibato existe un vínculo ontológico-sacramental. Cualquier debilitamiento de ese vínculo significaría poner en tela de juicio el magisterio del concilio y de los papas Pablo VI, Juan Pablo II, Benedicto XVI, y Francisco». El Santo Padre es muy claro: «Prefiero dar mi vida antes que cambiar la ley del celibato. Personalmente, pienso que el celibato es un don para la Iglesia. Yo no estoy de acuerdo en permitir el celibato opcional».

¿Después de estas razones ¿habrá quien sea capaz de impulsar el abandono del celibato sacerdotal aunque sea restringido?, 

Imagen de acabrero

Podríamos decir que este era un libro necesario. Aunque habiendo leído el anterior libro del cardenal Sarah quizá se nos hubiera ocurrido lo mismo. Dice las cosas que hay que decir, esencialmente para los que vivimos la misma fe. Y con ocasión del Sínodo de la Amazonia surgieron voces desconcertantes sobre el celibato sacerdotal. Y los dos autores de este libro, breve pero sustancioso, van al fondo del tema para explicar lo esencial, para no quedarse en “mi opinión” o “lo que a mí me parece”. Por lo tanto, es un tema monográfico, solo hay un tema y es de tanta importancia que merece la pena leerlo. Leer artículo >>

Imagen de aita

Un libro escrito como fruto de las conversaciones entre el cardenal Sarah y el papa Emérito Benedicto XVI sobre el celibato sacerdotal. Leer artículo >>