El bar de las grandes esperanzas

Relato de la vida del periodista y escritor J.R.Moehringer, desde la infancia hasta los veinticinco años. A falta de un padre, el joven comienza a frecuentar el bar Dickens (luego Publicans) donde trabaja el hermano de su madre.

Los incondicionales del bar son personajes curiosos que empiezan a formar parte de la vida del joven. Con éllos compartirá penas, alegrías y una cantidad enorme de alcohol.

El relato termina con la evocación de septiembre de 2001, cuando se hundieron las Torres Gemelas y con ellas las vidas de amigos y vecinos del autor.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2015
460
84.16261.01.7

Original de 2005.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de JavierCanals

La historia de un bar cerca de Nueva York, y de sus clientes. O la historia, autobiográfica, de un escritor que sobrevivió a años difíciles y que aprendió a afrontar la vida en y desde un bar. El Dickens, llamado luego Publicans, era un bar en Manhasset, localidad situada en el centro de Long Island. JR Moehringer frecuentó este bar, en el que trabajaba su tío Charlie, hermano de su madre, durante sus años de adolescente y de joven adulto, mientras intentaba sentar pie en la vida.
No voy a entrar en detalles acerca de los personajes, como el mismo Moehringer, sus padres separados, los habituales del bar y su propietario Steve, pues la novela vive precisamente de eso, de descubrir a los personajes junto con el autor. Moehringer posee una gran habilidad para ir narrando acontecimientos importantes y menos relevantes y componer así una novela. El bar del que habla podría estar realmente en cualquier lugar del mundo. Es uno de esos lugares que deben su existencia y su éxito a la personalidad de una persona, nacida con vocación de posadero, o de anfitrión, capaz de interesarse por todos los visitantes y de interesar a todos los clientes. Un genio en las presentaciones mutuas, en los finos vínculos que unen a los habituales de un bar, un pub, una Kneipe, es decir, de un lugar al donde se va para estar, y no tanto para comer o para beber.
Muy buen libro.

Imagen de enc

J.R. Moehringer es un gran contador de historias. El atractivo de este libro está en la perfección con la que el autor caracteriza a sus personajes comenzando por él mismo. Su padre había sido un locutor radiofónico, mentiroso recalcitrante y alcohólico, que les había abandonado a su madre y a él. Con el paso de los años J.R. no querrá que su nombre se identifique con el de su progenitor; él será JR, nunca junior ni John Joseph. Todavía es un niño y ya desea proteger a su madre. El sufrimiento de las mujeres -madre, tía y abuela- forma parte de esta historia.

Moehringer nació y reside en Manhasset -Long Island, Nueva York-. Es la localidad en la que Scott Fitzgeral sitúa la acción de su novela "El gran Gatsby". En Manhasset hay pocos lugares que interesen al joven: el Memorial Field en el que juega el equipo de baseball de los Mets y el bar Dickens (más tarde Publicans) que es su hogar. Steve, el dueño, ha intentado hacer del local un lugar confortable para los que lo frecuentan. Lo ha conseguido a base de alcoholizarse él y sus parroquianos. Allí el joven es bien recibido como sobrino de Charlie, el camarero más antiguo.

¿Cómo surge una vocación literaria? Es de suponer que cuando un chico está solo y encuentra en el sótano de su casa las obras completas de Dickens y "El libro de la Selva" de Kipling se aficionará a la lectura. Años más tarde JR va a trabajar en una librería donde dos personajes estrambóticos, Bill y Bud, amplían su interés hacia los clásicos de la literatura norteamericana. Ellos son los primeros que deciden que el joven ha de estudiar en Yale. Al salir de la Universidad JR comenzará a trabajar de meritorio en el New York Times y después como reportero en Los Angeles Times.

El libro consta de dos partes. La primera es la historia de JR y de su familia -los abuelos, la madre, tío Charlie, tíos y primos-. Es una parte conmovedora en la que el autor relata, de forma sintética, el carácter y sufrimientos de todos ellos. La segunda parte se refiere a los personajes del Dickens, y está repleta de anécdotas hasta resultar repetitiva. No faltan las escenas de sexo entre adolescentes y un excesivo -recordémoslo- consumo de alcohol que vuelve locos a los hombres.

El libro es perfecto para aprender y disfrutar del estilo periodístico: frase, punto seguido y sin adjetivos. Este estilo da a la escritura claridad y credibilidad. De hecho Moehringer había recibido en el año 2000 el Premio Pulitzer de Periodismo. Un dato curioso de esta obra es que ha sido editada e impresa en idioma español, pero en Italia.