El club de los desayunos filosóficos

En el siglo XIX, cuatro hombres, tras descubrir en la Universidad de Cambridge su pasión compartida por el progreso científico, deciden reunirse los domingos por la mañana para hablar del estado de la ciencia en Gran Bretaña y en el mundo. Inspirados por el gran político y reformador científico Francis Bacon, los miembros del Club de los desayunos filosóficos aunaron fuerzas para promover una nueva revolución científica.

William Whewell, Charles Babbage, John Herschel y Richard Jones, investigadores de prestigio que llevaron a cabo importantes descubrimientos en distintos ámbitos, fueron los últimos filósofos naturales, que no sólo estuvieron a la vanguardia de la modernización de la ciencia, sino que engendraron una nueva especie: el científico. La historiadora Laura J. Snyder explora en este deslumbrante ensayo las motivaciones políticas y religiosas, las amistades y enemistades, y la sed de conocimiento y de poder que impulsaron a estos extraordinarios hombres, protagonistas de una auténtica revolución intelectual.

Interesante y documentada historia sobre cuatro científicos ingleses del siglo XIX que transformaron los estudios científicos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
639
978-84-18370-25-0

Buena edición con traducción de José Manuel Álvarez-Flórez.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de cattus

William Whewell, Charles Babbage, John Herschel y Richard Jones investigaron y experimentaron en diversos campos científicos (astronomía, química, física, matemáticas) y solían reunirse los domingos por la mañana para hablar de temas de filosofía natural. Estos encuentros los llevaron a promover un cambio en los estudios científicos, en la estela de Francis Bacon. Realizaron importantes descubrimientos, también con una preocupación por que la ciencia influyera en el bien común, y ellos fueron de los primeros a los que se puede calificar de científicos. En este valioso y riguroso trabajo, conocemos sus trabajos, su vida, sus preocupaciones y la influencia que ejercieron en los nuevos enfoques de la ciencia. Por otro lado, eran también humanistas y cristianos, lo que dio pie a reflexiones interesantes sobre las relaciones entre ciencia y religión, sobre todo a raíz del evolucionismo de Darwin. También se muestran las tensiones en el mundo universitario, en las relaciones con las autoridades, para lograr ayudas... Destaca, además, la personalidad de cada uno, el valor de la familia, de la amistad, del entusiasmo y del trabajo bien hecho. Libro interesante que es también una llamada a superar el hiato entre ciencia y humanismo que ha causado, entre otros motivos, la excesiva especialización de las últimas décadas. Luis Ramoneda