El desajuste del mundo

El siglo XXI ha debutado con una crisis notable. En El desajuste del mundo, Maalouf intenta entender y explicar cómo se ha llegado a tal situación y cómo se podría salir de ella. Para el autor, el desajuste del mundo tiene menos que ver con el «choque de civilizaciones» que con el agotamiento simultáneo de nuestros modelos sociales. Sobre todo, los de los dos ámbitos culturales con los que se identifica: el occidental y el mundo árabe. El primero, por ser poco fiel a sus propios valores; el segundo, por hallarse encerrado en un impasse histórico. Un diagnóstico inquietante el de Amin Maalouf pero que desemboca en una nota de esperanza. Según el autor, el periodo agitado en el que entramos podría llevarnos a elaborar una visión por fin adulta de nuestras identidades, de nuestras creencias, de nuestras diferencias y del destino del planeta que compartimos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
317
978-84-206-6928-1
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Ran

Desde la perspectiva de hombre entre dos culturas, la occidental y la musulmana, Maalouf presenta, con fin sentido, una visión de la situación actual del mundo, y la confrontación presente entre civilizaciones.
Aunque no se limita sólo a este aspecto en su exposición, resulta muy atractivo el análisis que realiza de la situación actual de la cultura islámica, y su confrontación con accidente.
En cualquier caso es una visión original, particular, de la problemática actual que atraviesa el mundo, y se puede o no estar de acuerdo con el resultado de este análisis.
Resulta un tanto idealista las soluciones que ofrece para el problema de la inmigración, y parece que no le da suficiente peso al bagaje cultural, incluso cerrazón ideológica, con la que llegan los diversos grupos de inmigrantes, cargando la culpa a las políticas de occidente en esta materia.
Al final, lo que viene a postular es la creación de un humanismo laico que sustente y sea el alma de una nueva cultura por la que se rija el mundo.