El joven Poe 4. El enigma de la carta

La perspicacia del joven Poe se enfrentará a un verdadero reto de ingenio para encontrar el escondite de una carta robada y de contenido comprometedor para un buen amigo del inspector Auguste Dupin. Para hallarla, ambos habrán de meterse en la mente de un criminal y ponerse en su lugar. Y tú, ¿dónde esconderías una carta secreta?

Basada en la infancia de un niño extraordinario que se convertirá en el mejor escritor de relatos de terror. Acompaña al joven Poe y descubre los secretos de una de las personas más curiosas, imaginativas y analíticas del mundo. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
152
978-84-683-3454
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Cuarta novela juvenil de la serie protagonizada por el joven Poe. Como en los libros anteriores, la acción se desarrolla en Boston a principios del siglo XIX y en ella Edgar Allan Poe, apenas un adolescente, vuelve a colaborar como ayudante con el célebre inspector de policía Auguste Dupin. En esta ocasión, el gobernador Ernest Huge, del estado de Massachusetts, les pide ayuda para encontrar una carta inculpatoria con la que le están haciendo chantaje desde hace unos meses.

La novela está basada en un relato breve del propio Poe, “La carta robada”, publicado por primera vez en 1844 en The Gift. Esta historia fue la última de las tres protagonizadas por el detective Dupin, que obtuvo un gran éxito en su época y fue muy divulgada en periódicos y revistas de su tiempo. Con ella, Poe da forma definitiva a la novela de detectives y de investigación, que influyó de lleno en autores posteriores como A. C. Doyle, cuyo Sherlock Holmes está inspirado directamente en la figura de Dupin.

De forma brillante, se presenta en esta ocasión un caso aparentemente sencillo, pero raro; porque la solución esta vez está en el sitio “más simple y visible”. Para llegar a ello, los detectives deberán ponerse en el lugar del criminal, conocer sus características, pensar como él y entender cómo actúa. Así pues, este relato juvenil, narrado en primera persona por el joven protagonista, logra  que los lectores se involucren de nuevo en la trama y, sobre todo, que se sientan atraídos por la personalidad y la obra literaria de E. A. Poe. Resulta una lectura recomendable para el público juvenil interesado en los temas policíacos y de investigación criminal.