El pequeño Saúl

El pequeño Saúl no es un pirata como los demás. Es más bien bajito, le gusta repartir flores, se ha tatuado un conejo en el brazo y prepara un pastel de piña delicioso. Hacerse el duro no va con él.

El resto de piratas de El Calamar Oxidado no tarda en darse cuenta de que es diferente. ¿Será el pequeño Saúl capaz de demostrar su valía como pirata o acabarán sus compañeros de barco lanzándolo por la borda?

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
40
978-84-16003-88

Traducción de Roser Rimbau

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Álbum ilustrado sobre la vida de los piratas y sus diferencias. Al pequeño Saúl le encantaba el mar desde niño. Como era muy bajito, no fue admitido en la Marina y decidió matricularse en una Escuela de Piratas. Pero no tenía vocación de pirata: no era tosco, no sabía pelear y se distraía fácilmente. A pesar de todo, con mucho esfuerzo consiguió el diploma y se enroló en un barco pirata, El Calamar Oxidado. Allí muy pronto comenzaron los contratiempos, porque Saúl era un pirata diferente.

Tanto los textos como las ilustraciones son obra de Ashley Spires, que trata en el libro temas muy interesantes como la superación de las diferencias físicas y psíquicas, el tesón y la voluntad para llegar a la meta, el orden y la limpieza en el hogar, y saber valorar los verdaderos tesoros que guardan las personas en su interior. Según afirma la autora, Saúl es hasta el momento su personaje más autobiográfico, ya que ella también es pequeñaja, un poco despistada y lleva gafas.

Con respecto a las ilustraciones, son muy divertidas y representan perfectamente la trama de la obra: están llenas de pequeños detalles que caracterizan tanto a los personajes como a los espacios en que se desarrolla la acción. Cada pirata tiene su propia fisonomía y sus características peculiares, así como el Capitán del barco con su pata de palo y su loro en el hombro. Además, a lo largo de la obra, encontramos historias paralelas en los dibujos de pequeños animales, especialmente la figura de un ratoncito que acompaña al protagonista en todas las ilustraciones. Por todo ello, se considera una obra muy recomendable tanto para primeros lectores, como para leer en familia.