El pescador de globos

"¿Qué sucede cuando un globo sube al cielo?", se preguntan Pascal y Monique mientras persiguen el suyo, que se les ha escapado. Así comienza la fantástica aventura de estos hermanos, en el transcurso de la cual conocen a Max, un extraño personaje que pesca todas las noches con su red de telas de araña en el cielo de París, y a su amigo, el mago Saladín, que desvela una sorprendente historia de la torre Eiffel. Con la ayuda de ambos, la anciana tía Enma podrá ver cumplidos sus deseos. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2017
128
978841671237

Ilustraciones de Laura Esteban Ferreiro

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3

Comentarios

Imagen de amd

Novela infantil en la que se mezclan la realidad y la fantasía, la historia real y el mundo de los sueños. Ambientada en la época actual, la acción se desarrolla en París, y especialmente en los alrededores de la torre Eiffel. Los protagonistas son dos hermanos, Monique de 11 años y Pascal de 9, que han quedado huérfanos de padre hace un tiempo. La madre, que debe viajar a menudo por motivos de trabajo, los deja al cuidado de la tía abuela Enma, la antigua ama de llaves de la familia Koechlin, uno de los diseñadores de la torre Eiffel.

Como afirma la autora del relato, en esta historia se le rinde un homenaje a Maurice Koechlin (1856-1946), que fue el ingeniero junto con Émile Nouguier que diseñó la famosa torre Eiffel, con la colaboración del arquitecto Stephen Sauvestre. Tanto por sus características personales como por su trabajo (un hombre impulsado por el afán de saber, de crear, de descubrir y de hacer partícipe a la humanidad de sus avances), merece la pena recordar su vida y que los jóvenes lectores conozcan diferentes episodios sobre la construcción de la famosa torre, actualmente el emblema de París. De esta forma, se pone de manifiesto la importancia de los sueños de los grandes creadores que han contribuido al desarrollo de la técnica y del arte.

Tanto por su estilo cuidado y de notable calidad literaria, como por los diferentes temas que trata (arte, cultura, inventos, vida y relaciones familiares, cariño y respeto), hace que la lectura del libro sea recomendable para todas las edades. Como dice la autora en las últimas páginas: “Nunca des por saciada tu curiosidad. La vida es una gran aventura y hay que disfrutarla y devolverle lo que nos ha dado… El amor a las personas y a sus obras es lo que genera ilusión en nuestras vidas” (p. 102).