El príncipe constante

Don Fernando, infante de Portugal, va en campaña a luchar contra los moros en Fez. Toma prisionero a un noble (Muley) pero lo libera por compasión y luego resulta él mismo capturado. El Rey de Fez exige Ceuta en rescate por el infante y aunque los portugueses aceptan el canje, don Fernando no lo permite porque considera injusto entregar una ciudad cristiana a cambio de su propia vida. El Rey de Fez se enemista definitivamente con él por ello y lo castiga con una esclavitud durísima. Muley le ayuda cuanto puede (pero puede poco, porque el Rey no admite compasión). Los portugueses llegan a rescatarlo cuando ya es demasiado tarde.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2000
288
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.666668
Average: 3.7 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de fcrosas

Comedia hagiográfica, de gran fuerza y al mismo tiempo muy lírica. Sólo el célebre soneto "Estas que fueron pompa y alegría" justifica el drama entero.