El sunset limited

Una obra sobre el significado de la vida y de la muerte. Partiendo de un intento de suicidio, los protagonistas (negro y blnaco) abordan temas de trascendencia para la vida: el ateísmo, la fe, el sentido del dolor, las catástrofes, la degradación (en sentido pesimista) de la convivencia y la sociedad, la vida ¿para qué?, etc.
El autor, por medio de sus personajes esboza una cierta solución.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2012
112
978-84-397-2502-2
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de acabrero

Todo el libro es un diálogo –de hecho se presenta como obra de teatro- y la descripción de los personajes es simplemente el blanco y el negro. El tema es de gran interés para cualquier lector ya que se habla de la muerte. El blanco ha querido suicidarse. Quiere suicidarse. El negro lo ha impedido una vez, pero no está seguro de volver a conseguirlo. La conversación es sobre el sentido de la vida. El blanco es un hombre sin fe. El negro tiene una fe ruda, con pocas razones, pero intenta ayudar a aquel pobre hombre desesperado. Es ameno y hace pensar, aunque no es un libro de teología.

Imagen de Ran

En este diálogo entre un negro y un blanco, desarrollado a partir de un intento de suicidio, McCarthy plantea una serie de temas fundamentales que marcan la vida de todo hombre.
El blanco (el suicida), desde su ateísmo militante, al que no quiere renunciar porque lo considera un logro de madurez intelectual -es un hombre listo- no encuentra sentido a la vida, es más la considera deleznable. Por el contrario, el negro, con poca cultura, tiene fe y, sostenido en su creencia -Dios existe-, trata de disuadir al blanco de su empeño de suicidarse.
Como he señalado, en el trascurso del diálogo, van surgiendo temas transcendentes ante los cuales todo hombre, explícitamente o de manera velada, toma postura y, aunque argumente que son temas que no tienen sentido considerar porque la madurez y alcance de la "cultura actual" las considera "tabú," actúa de acuerdo con una postura concreta.
El diálogo está bien llevado, con ritmo, abordando los diferentes temas con valentía y, hasta cierto punto, con claridad porque la diferencia entre el nivel intelectual del negro (creyente) y el blanco (ateo) hace que los argumentos a favor de la fe y la vida queden algo cortos.
El desenlace es pesimista, el negro no consigue hacer ver al blanco que vale la pena vivir la vida y queda frustrado porque esperaba una "ayudita" desde lo alto que no llegó y aunque no pierde la fe le hace tambalearse.
¿Es un aviso para caminantes que McCarthy quiere plantear?, ciertamente me resulta un tanto decepcionante.