En la piel de una yihadista

El testimonio de una joven occidental captada por el estado islámico. Anna Erelle adoptó una identidad falsa y durante un mes mantuvo conversaciones online con un miembro del aparato de reclutamiento de soldados yihadistas, que además resultó ser Abu Bilel el hombre de confianza de Abu Bakr al-Baghadadí, el líder terrorista que hace unos meses se autoproclamó califa. 

Los hechos que se narran tuvieron lugar en la primavera de 2014, dos meses antes de que el Estado Islámico tomara Mosul, la segunda ciudad de Irak, y su lider, Abu-Bakr al Baghdadi, se proclamara Califa.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2015
235
978849992-519-6

Traducido por Ana García Pérez

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de Pipa

Los hechos se suceden con gran rapidez.

Anna, pseudónimo de la periodista, se adentra en la investigación del Estado Islámico (EI) y la captación de jóvenes occidentales para su "Guerra Santa". Para ello crea una personalidad ficticia de una joven tímida e insegura, insatisfecha con lo que le rodea, llamada Melodie. Asombrosamente con una facilidad pasmosa, enseguida se pone alguien en relación con Melodie. Ni más ni menos que el propio Bitel, un alto jefe, terrorista emir.

Es tan fuerte e intensa la relación a través de Internet y de Skype de los dos, que supone un esfuerzo "esquizofrénico" para Anna, que quiere saber más y arriesga hasta el límite.

Menos mal que tiene la inteligencia de poner testigo a su acción, que está tan asombrado como ella.

El libro te atrapa desde la primera línea hasta el final. Nunca podríamos entender el poder de atracción y seducción de estos terroristas hacia determinados segmentos de jóvenes que caen en sus redes y llegan a marcharse a Siria. Solo los fuertes lazos de familia logrará sacar del apuro a algunos de ellos.

Vale la pena leerse este libro, a pesar de que Anna merecería tener mayores convicciones y más coherencia de vida, para no agobiarse con el impacto de las propuestas eróticas o violentas que recibe.

Es un libro que puede ayudar a los padres y educadores a darse cuenta de las carencias afectivas y psicológicas de algunos jóvenes que pueden ser víctimas fáciles de esta gente.