Esencia de mujer

El feminismo es una de las grandes revoluciones de la historia. Casi todas sus pretensiones fueron apareciendo en las primeras décadas del siglo XX, en Londres y París. Chesterton las conoció recién nacidas en la capital británica, las pensó a fondo y manifestó su acuerdo o desacuerdo en numerosos artículos de prensa, así como en libros de pensamiento, debates públicos y conferencias.

Este libro ofrece una breve y selecta antología de textos sobre las principales cuestiones de la agenda feminista: la libertad y la igualdad de la mujer, su sexualidad y sus derechos, el matrimonio y el divorcio, la familia y la educación de los hijos. La postura de su autor es muy clara: si el primer feminismo conquistó para la mujer el sufragio y la igualdad, el segundo la traicionó al rechazar la maternidad, el matrimonio y la familia.

Gilbert Keith Chesterton, probablemente el periodista más brillante del siglo XX, tenía un excelente olfato para seleccionar sus temas y una argumentación genial para desarrollarlos. En tiempos desorientados, sus escritos aportan un sentido común necesario, salpicado de buen humor.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
112
978-84-18162-20-6
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de acabrero

Es indudable que en un breve libre como este estamos ante un escritor de una clarividencia excepcional en todos los temas que toca, y estamos también ante una selección de textos, hechos por un experto escritor y editor. Por lo tanto, siempre nos puede quedar la duda de si el autor inglés escribió solo esto o sobre todo esto sobre el matrimonio, mejor, sobre el papel de la mujer en el matrimonio. En líneas generales podemos decir, leyendo este breve libro, que Chesterton estaba ya al tanto de una problemática: la del trabajo de la mujer fuera de casa, y que desmonta magistralmente las insinuaciones sobre la esclavitud de la mujer en su hogar. Si hay algo de una importancia excepcional que la mujer puede hacer es dar a luz a los hijos y educar a los hijos. Eso vale infinitamente más que dedicarse emprendedora o a la política, por poner ejemplos importantes. Pretender que el hogar humilla a la mujer solo puede entenderse desde la falacia inhumana y materialista que nos invade. Leer artículo >>

Imagen de Ran

Un gran acierto publicar estos artículos de Chesterton en un momento en que la familia, el matrimonio, los hijos están banalizados, atacados, deshonrados, desprestigiados, por una mentalidad materialista y egoísta que niega la naturaleza humana.

La familia es una sociedad natural básica, sin la cual no se sustenta ninguna sociedad civil, fundamentada en la convivencia estable entre un hombre y una mujer que engendra hijos; convivencia estable donde ambos, hombre y mujer, crecen, se desarrollan y perfeccionan.

En el reciente libro se recopilan una serie de artículos que cimentados en el conocimiento de la naturaleza humana, y el sentido común, defienden a la familia, a la vez que realza la labor de la mujer como fundamento de una sociedad natural que da estabilidad y sentido a todas las sociedades.

No pretende Chesterton elaborar una teoría sobre la familia, sino hacer hincapié en el despropósito y aberración de los ataques que desde el materialismo, el feminismo mal entendido y una libertad no asimilada, se ciernen sobre la institución que es fundamento, bienestar y alegría para la vida.

El sentido común y el buen pensar permean todos los artículos que ridiculizan los argumentos, que en aras de una modernidad difuminada, están a la orden del día en la sociedad actual. Argumentos que deberían dar que pensar, si es que hay algo de buena razón en el concepto de modernidad actualmente en circulación.