José Enrique

José Enrique Díez  “Un hombre de corazón tan grande que dedicó toda su vida a amar a Dios y servir a los demás” (Cristián Sahli, escritor).

"Gozaba de un amor infinito y era un buen consejero. Tenía muchos amigos que lo respetaban, y en el mundo de los negocios lo admiraban mucho. Tuvo éxito profesional de verdad". (Gonzalo Ibañez, empresario).

"La impresión que siempre tuve es que era un hombre encantador; alegre, sencillo, generoso, culto. Siempre quedaba algo positivo de su conversación. Con él no se perdía el tiempo" (Josefina Cruzat, Madre de Familia).

"Siempre tenía tiempo para dedicarte y se interesaba por muchos temas, especialmente por la familia" (Felipe Sahli, empresario).

"José Enrique irradiaba optimismo, alegría, eficacia, serenidad, entrega total a lo que estaba realizando, lo que le permitía hacer muchas cosas con una gran eficacia" (Ricardo Cruzat, agricultor).

"Le importaba compartir con los demás y tener una conversación tranquila, a la que no están habituados los ejecutivos, que siempre se preguntan cuál es el avión más próximo" (Marcos Buchi, director de empresas).

"Mientras viva, nunca lo voy a olvidar; porque fue para mí una persona extraordinaria. No he conocido en Chile alguien que haya sabido más de árboles frutales Todo lo que se de frutales se lo debo a él" (Benjamín Toro, jardinero).

"La familia siempre fue su gran preocupación, y cada vez que podía me hacía sentir de que alguna manera la tranquilidad y rendimiento de un trabajador dependen, en gran medida, de su familia" (Maribel Ruidíaz, madre de familia).

Semblanza de José Enrique Díez (1931-1999) uno de los primeros fieles del Opus Dei que comenzó el trabajo apostólico en Chile.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
139
9789568722203
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de aita

Interesante semblanza de uno de los primeros del Opus Dei en Chile. Leer artículo >>