La casa de los siete tejados

La novela presenta a los descendientes del Coronel Pyncheon, hombre poderoso, influyente, rico, puritano, cuyo retrato preside la casa como símbolo de pervivencia en el tiempo. De su posición e influencia se podría haber colegido una descendencia igualmente poderosa y enormemente enriquecida. Pero en el momento en que comienza la obra de Hawthorne nos encontramos una familia venida a menos en todos los aspectos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1983
320
2008
355
978-84-376-0412-1
Valoración CDL
3
Valoración Socios
2.5
Average: 2.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Azafrán

La obra de Nathaniel Hawthorne también se ve alimentada por la propia biografía. Él mismo nos comunica que en un miembro de su familia sufrió las consecuencias de los procesos de ajusticiamiento de Salem. Este dato constituye el núcleo sobre el que concibe La casa de los siete tejados. Se trata de la historia de una casa y de la familia que la habitó desde su edificación, más de doscientos años antes del momento en el que el autor escribe su romance histórico, como así lo denomina.

La novela presenta a los descendientes del Coronel Pyncheon, hombre poderoso, influyente, rico, puritano, cuyo retrato preside la casa como símbolo de pervivencia en el tiempo. De su posición e influencia se podría haber colegido una descendencia igualmente poderosa y enormemente enriquecida. Pero en el momento en que comienza la obra de Hawthorne nos encontramos una familia venida a menos en todos los aspectos. Solo restan vivos cinco miembros de la familia Pyncheon: dos ancianos frágiles física y síquicamente, dos jóvenes y un hombre maduro, el Juez Jaffrey, que parece una reencarnación del Colonel Pyncheon. El Juez Jaffrey parece reunir todos los atributos heredados de su antecesor quien, encaprichado de un terreno en el que un aldeano, Matthew Maule, tenía su cabaña junto a un manantial, la fuente de Maule, intentó primero comprársela y posteriormente, ante su negativa, acusó a Matthew de brujería. Tras un proceso Matthew fue condenado por brujo y poco después el Coronel Pyncheon se hizo con el terreno y mandó construir sobre la cabaña una casa para sí y para sus descendientes. El brujo pronunció una maldición al morir: - "Dios te hará beber tu sangre".

Resultó que la maldición fue interpretada como cumplida por los habitantes del lugar quienes pudieron presenciar la muerte repentina del Coronel Pyncheon, precisamente el día de la inauguración de la casa. Murió en su sillón de cuero, sentado. Un vómito de sangre escurría desde su boca hasta su traje. Igual muerte sufrieron otros descendientes cuyo físico y carácter les asemejaba al Coronel.

Matthew, el brujo a quien le fue usurpado el terreno, tenía un hijo, quien por ser el mejor carpintero del lugar, recibió el encargo de construir la casa de los siete tejados. Los descendientes de Matthew también parecían poseer cualidades especiales como la potestad de hipnotizar y de realizar obras de arte con sus manos.

A la muerte del Coronel, la familia Pyncheon pierde la posibilidad de convertirse en propietaria de extensos territorios arrebatados a los indios porque desaparece el documento con el que podrían hacer valer sus derechos. Los sucesores del Coronel buscan en vano tal documento.

Hawthorne presenta la historia a sus personajes mediante comparaciones y alegorías. La historia retrocede en el tiempo presentando tres calas hacia atrás, hacia finales del siglo XVII en el que se sitúa la edificación de la casa.

El primer salto hacia atrás en la historia de la casa sirve al lector para conocer la situación por la que Clifford, un anciano bondadoso y frágil que acaba de cumplir treinta años de condena por el asesinato de su tío, y su hermana Hepzibah, anciana de aspecto físico duro pero de hecho sensible, sin recursos económicos, deciden abrir una tienda en la planta inferior de la casa. Ambos ancianos encuentran protección y ayuda en la juventud de una sobrina, Phoebe, que acaba de venir a vivir con ellos, tras el nuevo matrimonio de su madre. En la casa también vive un joven daguerrotipista quien ayuda en el trabajo del huerto.

El siguiente momento en la que historia retrocede nos presenta al nieto del Coronel Pyncheon, Gervayse, quien trata de encontrar el documento desaparecido y quien pide ayuda el nieto del brujo Matthew, llamado Matthew igualmente, pues se decía que poseía ciertos poderes para comunicarse con los difuntos. El nieto del brujo pone como condición que le sea permitido hipnotizar a Alice, la bella hija de Gervayse. La avaricia pudo más que la paternidad y Matthew hipnotizó a Alice quien quedó para siempre sometida a su voluntad y a sus burlas.

Una vez que el lector ha sido informado de los antecedentes históricos de la casa y de las dos familias, Hawthorne continua el relato presentando al Juez Jaffrey, primo de Clifford, como un hombre cruel y tirano. Fue en su juventud, un hombre de conducta disipada. El anciano tío confiaba en Clifford y fue a él a quien nombró en su testamento heredero de los bienes. Pero Jaffrey casualmente llegó a la casa a poco de morir el anciano tío de muerte natural, sentado en su sillón y con un vómito de sangre. Jaffrey dispuso todo para que Clifford pareciese culpable y cambió el testamento. Para Clifford, después de treinta años en la cárcel, la sola presencia de su primo es causa de pavor. Jaffrey pretende obtener alguna información de Clifford con la finalidad de continuar la búsqueda del documento. Así se presenta en la casa donde habitan los dos ancianos hermanos aprovechando la ausencia de la joven Phoebe. Hepzibah intenta impedirle el paso pero Jaffrey, más joven y más fuerte, entra con paso resuelto en el salón. Allí sentado debajo del retrato de su antepasado el Coronel Pyncheon, sufre la misma muerte: el vómito de sangre. Los dos ancianos aterrorizados por la muerte repentina, salen de la casa en medio de una noche de tormenta.

Cuando regresa Phoebe se encuentra al joven daguerrotipista. Él le explica la situación agravada por la huida de los ancianos. También le explica que está enemorado de ella y la pide que le acepte en matrimonio. Phoebe, también enamorada accede. El joven confiesa que él es el heredero de Matthew Maule, el brujo. Con la muerte del Juez Jaffrey, la casa y todos los bienes de la familia pasan a Phoebe, pues el hijo del Juez, joven también de conducta disoluta había fallecido en Europa, hecho que el lector conoce tras la muerte de Jaffrey.

Así pues, mediante el matrimonio de Phoebe y el descendiente de Matthew Maule la casa de los siete tejados y el terreno vuelven a los herederos del brujo. Restituida la propiedad la maldición pierde su vigencia. Matthew Maule conoce el secreto lugar donde se encuentra oculto el famoso documento. Mediante una palanca oculta el cuadro del Coronel Pyncheon se separa de la pared y aparece una alacena, llena de polvo, y en ella el documento, aunque ahora ya no es válida. El Coronel Pyncheon cambió la propiedad del terreno de Maule por la propiedad de enormes posesiones.

Hechos históricos:

- Proceso de Salem y ejecuciones de brujas, 1692
- 1789 Independencia de los EEUU
- Guerra Civil 1861-1865

Corrientes literarias en las que se encuadra esta obra:

- romanticismo (E. Alan Poe)
- realismo: romance histórico y novela de aventuras (Melville)
- trascendentalismo (Emerson, Thoreau)