La dama boba

Comedia en verso. Octavio, rico vecino de Madrid, tiene dos hijas casaderas (Nise y Finea). La primera es una sabihonda, mientras que la segunda es tan necia que a sus veinte años no ha sido todavía capaz de aprender el alfabeto. La pobre boba ha sido prometida a un joven provinciano llamado Liseo; pero cuando éste advierte la simpleza de su prometida, decide cortejar a Nise, la lista. Lorenzo, el amor secreto de Nise, se declara a Finea, que poseía mayor dote. El amor consigue volver prudente y discreta a Finea. Al verlo, Liseo intenta recuperarla, pero Finea desbarata la maniobra fingiéndose más boba que antes.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1989
192

15ª edición.

2007
168
978-84-376-0075
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.75
Average: 3.8 (4 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

4 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de amd

“La dama boba” constituye uno de los ejemplos más representativos de la comedia de Lope de Vega, comedia de enredo amoroso de gran continuidad en la literatura europea posterior. Escrita en 1613, pertenece a su época de plenitud literaria (había iniciado su carrera en torno a 1580) y a un momento de felicidad personal del autor, que se ve truncada pocos meses después por la muerte de su hijo Carlos Félix y por la de su esposa Juana Guardo.

De esta obra, se conserva el manuscrito autógrafo en la Biblioteca Nacional, fechado el 28 de abril de 1613. La comedia fue escrita y entregada a la actriz Jerónima de Burgos, cuya compañía teatral adquirió varios autógrafos de Lope (en 1615 dice poseer dieciséis obras suyas) y los conservó con gran interés, de tal modo que algunas han llegado hasta nuestros días.

Junto a una fina observación de la realidad circundante, el tema de esta comedia es el tópico literario del amor como educador máximo, como gran maestro. Esta idea ya había sido tratada por Lope en obras anteriores, como “La Dorotea”, y viene de antiguo: aparece en Ovidio y en las teorías neoplatónicas en que el amor es fuente de música y poesía, “el amor afina y pule el espíritu, y lo encamina a fines más altos”. En este caso, la transformación se va a producir en Finea, la dama boba; y ello obliga a Lope a romper la regla clásica de las tres unidades: respetará la unidad de acción y la de lugar, pero en cuanto al tiempo la obra se desarrollará durante varios meses para que la protagonista pueda convertirse en una nueva mujer, de boba se transforma en inteligente y discreta.

Aunque el tema del amor será tratado en varios niveles, Lope simplifica al máximo el elenco de personajes: en cuanto a los femeninos, sólo las dos hermanas con sus criadas, Finea (la boba) y su contrapunto Nise, la “marisabidilla”, pero también la portavoz del autor en sus teorías literarias, para poder citar a su placer a Garcilaso, Petrarca, Herrera, Cervantes, Homero. En cuanto a los masculinos, los pretendientes con sus criados y el padre de las jóvenes, Octavio, que ostenta la autoridad y el honor, y cauteloso y conservador busca para sus hijas el ideal de la educación femenina de la época. Lo curioso es que cada personaje representa un aspecto diferente del amor: el amor neoplatónico, el amor cortesano, el amor de conveniencia, incluso los criados se enamoran y buscan su pareja. Finalmente, triunfa el poder del amor y cada cual queda con quien le corresponde, especialmente Finea que agudiza su ingenio para conseguir el marido que desea. Así Lope de Vega, en un juego de contrastes y oposiciones, demuestra con mucho humor que con el verdadero amor todo es posible.