La metamorfosis

Un clásico donde los haya. La increíble historia de Gregor Samsa fue la punta de lanza que hizo de este escritor de Praga un mito merecido de la literatura mundial. La historia, un hombre que un día ve con horror que se ha transformado en un monstruoso insecto, es una lúcida parábola sobre la soledad del hombre y un grito sordo y descorazonador de la criatura humana, incapaz de comprender el mundo. Como en todas sus obras, el autor reflejó aquí su propia visión de la humanidad. Ninguna otra novela de este autor ha logrado restarle vigor a esta narración, escrita en un estilo directo, sobrio y de una sorprendente asepsia sentimental

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2005
172
2011
128
978-84-206-5136
2000
127
84-08-03764-1

Título: "La metamorfosis y otros relatos". Biblioteca La Voz de Galicia.

Valoración CDL
4
Valoración Socios
2.2
Average: 2.2 (5 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

5 valoraciones

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de enc

No puede decirse que "La metamorfosis" sea una obra agradable de leer, pero el lector no puede conformarse con la literalidad del relato -un hombre que se convierte en un escarabajo monstruoso- sino que necesita sus claves. La edición que lleva por título "La metamorfosis y otros relatos" va acompañada de una Introducción del profesor Jordi Llovet, en la que éste aventura el significado oculto de la narración.

Para Llovet, la situación del viajante Gregorio Samsa convertido subitamente en insecto, representa la soledad del escritor, bicho raro en su entorno. Esta singularidad la padeció especialmente el escritor checo: abogado sin vocación, enamorado incapaz de compromiso, cosmopolita encerrado en su ciudad natal, judío en un país cristiano, víctima de la tuberculosis.

La obra de Kafka es pesimista. Si el siglo XIX había sido un periodo optimista debido a los avances científicos y el desarrollo económico, en el Imperio austro-húngaro, a comienzos del siglo XX, comenzaba a notarse la presión policial y burocrática, anuncio de la pronta disolución de esa amalgama de países. Kafka escribió "La metamorfosis" en 1912 y dos años más tarde comenzaría la Gran Guerra europea. La impotencia del individuo ante la burocracia del Estado que predecía el escritor checo, se haría realidad en toda Europa a lo largo del siglo XX.

Llovet afirma que a los diecisiete años Kafka había leído a Spinoza, Darwin y Nietzsche (!). Más tarde se vuele hacia sus raíces judaicas, el teatro en Yiddisch y estudia la lengua hebrea. Falleció en 1924 -a los cuarenta años- víctima de la tuberculosis, pero ello le permitió librarse de la pesadilla nacional-socialista en la que les fue arrancada la vida a las hermanas del autor. La obra de Kafka está emparentada con gran parte de la literatura europea posterior: la literatura fantástica, el existencialismo o el teatro del absurdo.