La niña alemana

Inspirada en un hecho poco conocido: la negativa de Cuba y otros países a recibir a los judíos que huían de la Alemania nazi a bordo del transatlántico St. Louis. Finalmente, solo a unos pocos se les permitió desembarcar.

Antes de que todo cambiara, la vida de Hannah Rosenthal era de ensueño. Pero ahora, en 1939, las calles de Berlín están embanderadas de estandartes nazis, su familia ha sido desposeída de sus bienes y los judíos ya no son bienvenidos en los lugares que antaño frecuentaban. Hannah y Leo Martin, su mejor amigo, sellan un pacto: pase lo que pase, ambos compartirán un mismo futuro.

La próxima partida del transatlántico St. Louis con rumbo a Cuba les proporcionará una chispa de esperanza. Tras una ardua gestión para obtener visados, los Rosenthal y los Martin se embarcan en la lujosa nave con destino a La Habana. La vida a bordo del St. Louis se asemeja a unas vacaciones surrealistas para esos refugiados, pero los rumores inquietantes desde Cuba no tardan en ensombrecer el ambiente festivo, y la nave que prometía ser su salvación parece a punto de convertirse en su sentencia de muerte. Hannah y Leo se ven enfrentados a una decisión desgarradora...

Siete décadas después, en la ciudad de Nueva York, el día que cumple doce años, Anna Rosen recibe un paquete de Hannah, una tía abuela a la que nunca conoció pero que crio a su difunto padre. En un intento de reconstruir el misterioso pasado de su padre, Anna y su madre viajan a La Habana para reunirse con la anciana. Hannah les relatará el viaje en el St. Louis, les hablará de sus años en la isla y revelará, por primera vez, el modo en el que ella y Leo cumplieron con el solemne pacto que sellaron.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2016
448
978-84-666-6004
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de polvorista

Son dos historias que están relacionadas. Una en el año 1939 y otra en 2014. Dos niñas, una Hanna alemana y una Anna norteamericana. Tomando pie del viaje que hizo el crucero Saint Louis desde Alemania a Cuba para desembarcar a cientos de judíos alemanes antes de poder pasar a Estados Unidos y que no se pudo llevar a cabo porque se negaron en cuba, el autor cuenta la historia de la familia Roshental, dramática y que conecta con la niña de 2014 porque el padre de ella fue cuidado por su tía Hanna. La historia tiene interés por lo menos conocido de esta evacuación semiforzosa antes de la II guerra mundial. Está bien escrita, con los protagonistas bien retratados. Algo extensa en mi opinión. Con un final que admite opiniones encontradas.