La tuneladora

Fernando Escartín, antiguo profesor universitario reconvertido en detective y protagonista de otras novelas del autor, investiga la misteriosa desaparición de un ingeniero responsable de una tuneladora que perfora los túneles del metro. Un caso lleno de intriga e incluso de terror.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
978-84-8343-006-4
Valoración CDL
2
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de apuleyo

Fernando Lalana es un escritor catalogado desde hace tiempo como autor de literatura juvenil. El título que nos ocupa va destinado a un público general, no sólo juvenil. El argumento atrapa desde el principio, al igual que el personaje, un detective que resulta simpático tanto por sus actuaciones como por sus ocurrencias, salpicadas de ironía y humor, y que recuerda al extravagante protagonista de "El misterio de la cripta embrujada" o de "El laberinto de las aceitunas" de Eduardo Mendoza, aunque sin ese toque delirante y desvergonzado que lo caracterizaba. Fernando Escartín es un detective más creíble. Novela muy entretenida, bien escrita, llena de misterio, con algún toque terrorífico incluso, sin mayores pretensiones que la de hacer pasar un buen rato, cosa que consigue con creces.