Las aventuras del joven Jules Verne 1. La isla perdida

Cuando se anuncia en la ciudad la presentación de un globo aerostático, el club de los "Aventureros del siglo XXI" -es decir, Jules y sus amigos Caroline, Marie y Huan- no pueden resistir la tentación de examinarlo en secreto. Al mismo tiempo, siniestras fuerzas contrarias al progreso confabulan para que la presentación del maravilloso aparato fracase. Unos y otros conseguirán su propósito, dando así el pistoletazo de salida a arriesgadas peripecias para los integrantes del club: abandonados en una isla perdida, tendrán que recurrir a su inteligencia, su habilidad, su valor para sobrevivir y, ante todo, ¡su inquebrantable amistad! Muchos años después, estas aventuras fueron fuente de inspiración para "La isla misteriosa".

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2016
256
978840816199

Textos de Miguel García

Ilustraciones de Álex Ferreiro y Paco Porres

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3

Comentarios

Imagen de amd

Primera entrega de esta colección de novelas, protagonizadas por el joven Julio Verne y sus amigos. Los cuatro jóvenes (Jules y su prima Caroline, Huan Shian y Marie), compañeros de colegio, forman a mediados del siglo XIX  el “Club de los Aventureros del Siglo XXI”. A partir de 1839 (con unos doce años de edad), comienzan a vivir múltiples aventuras que serán recogidas por Caroline en unos magníficos cuadernos: en esta primera entrega, se trata del viaje a una isla perdida, que recuerda mucho “La isla misteriosa”. El Capitán Nemo, que de forma ficcional figura como autor de esta serie de novelas, se presenta como depositario final de los cuadernos que han redactado los “Aventureros” y que él se encargará de publicar.
Además de las aventuras y de los viajes fantásticos de los protagonistas (como unos nuevos Robinsones), la novela tiene el interés de presentar detalles de la vida cotidiana en el siglo XIX, ya que los cuatro jóvenes pertenecen a clases sociales diferentes y cada uno de ellos representa un modelo distinto de familia.  Así, Jules Verne y su prima Caroline (que realmente existió) pertenecen a la clase social alta, mientras que Huan Shian es hijo de comerciantes chinos y Marie forma parte de la clase baja.
Escrita con un estilo ameno y sencillo, la novela puede despertar el interés de los lectores por los inventos y los aparatos científicos  que se muestran a lo largo del relato: desde los más complejos como los globos aerostáticos y las bases del mecanismo para volar, hasta los más originales y divertidos como el “tenedor-rascador de espalda” o el “paraguas-paracaídas”. En definitiva, una forma atractiva de acercarse a las auténticas novelas de Julio Verne (Nantes, 8 de febrero de 1828 – Amiens, 24 de marzo de 1905), y a su interés por los experimentos y la ciencia moderna.