Lo que el mundo le debe a España

Europa es el resultado de las interrelaciones entre cinco ámbitos culturales que se expresan por medio de los grandes idiomas-español, francés, inglés, alemán e italiano-y que son independientes de las estructuras políticas, cambiantes en el tiempo. Debe haber, por ello, una muestra de aprecio y gratitud para todas ellas ya que en definitiva con sus aportaciones logran el beneficio del conjunto. La ciencia humana alemana, o su música, el teatro británico, la ópera italiana o el academicismo francés tienen, para nosotros los españoles, valor absoluto. Pero, ¿para cual de las aportaciones españolas puede reivindicarse la misa fama y reconocimiento a los ojos de nuestros vecinos europeos?

En este ensayo, deliberadamente breve, Luis Suárez destaca, una a una y en conjunto, las aportaciones hispanas, desde los inicios mismos del cristianismo, hasta la preconización de una forma alternativa a la Ilustración, aquella que no renunciaba en modo alguno a la herencia del pasado, el libre albedrío y la trascendencia y que se ve reflejada en los avances científicos en España y América en el XVIII.

A través de sus más destacadas figuras y del legado de las instituciones nacidas en el mundo hispano, Luis Suárez nos ofrece un singular fresco de la grandeza de España, situándola en el lugar que le corresponde: el de portadora de unos valores profundos y un quehacer único que contribuyen, a su vez, a la grandeza de Europa y del mundo occidental.
 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
295
978-84-344-8808-3
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Comentarios

Imagen de jdc

Original y notable síntesis de nuestra historia,enfocada a mostrar los logros que España ha brindado a Europa,y por extensión,al mundo.Se desarrolla en pocos capítulos,pero llenos de epígrafes e introducciones,lo que facilita su lectura.
Yo matizaría algunos puntos:-Santiago en España.Según demuestra Cebrián Franco en su libro "El Apóstol Santiago y su Sepulcro",SÍ estuvo en España,o cuando menos,no se puede negar tajantemente-no lo hace suárez,pero deja un poco de duda.-Moriscos:No eran tan ejemplares o imprescindibles.Como muestra Comellas,la mayoría se dedicaba en vísperas de su expulsión a ser buhoneros etc...
Quizás es excesivo en declarar que la decadencia del XVII fué cierre de etapa,cuando resulta que España resurge bastante sana en el XVIII.
No obstante estas matizaciones,que no desmerecen nada al libro,esta obra aporta multitud de originalísimas perspectivas,con un denominador común:España ofrece unas virtudes concretas,que consisten,entre otras, en anteponer la persona al Estado,la moral a la conveniencia,vivir una trascendencia en realista conexión con la inmanencia.
En definitiva,un patrimonio no siempre cumplido,pero que se nos vuelve a ofrecer en esta crisis actual para hacerlo fructificar y ,así, encarar el futuro con esperanza verdadera.