Los cinco feos

"Somos los cinco feos, ¡todos salen corriendo cuando aparecemos!". El ñu, el facóquero, la hiena, el buitre orejudo y el marabú africano se hacen llamar los cinco feos, pero... ¿realmente lo son?

Un cuento maravilloso que nos enseña dónde está la verdadera belleza. 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2018
32
978-84-696-2408

Ilustraciones de Axel Scheffler

Traducción de Roberto Vivero

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Álbum ilustrado sobre las diferencias entre los seres, en este caso representadas en diferentes especies del mundo animal. En la llanura africana, hay hermosos ejemplares como: el león con su preciosa melena, los elegantes flamencos, las cebras con sus magníficas rayas, o el leopardo con sus graciosas motitas. Pero también hay criaturas raras: flacuchas, sucias, apestosas, desgreñadas, con “mala pinta” (es decir, son feas) como el ñu, la hiena, el buitre orejudo, el facóquero y el marabú, que son rechazados por los demás.

Los animales feos, conscientes de sus diferencias, deciden agruparse diciendo: “únete al club”, porque como en otros relatos infantiles ya comentados (como “El club de los raros”, “El club de los bichos” e incluso el cuento tradicional “Los músicos de Bremen”), los personajes raros se unen para tener más fuerza y vencer las dificultades que se encuentran en su entorno. Así pues, el desenlace de la historia plantea que el aspecto físico no es lo más importante, ya que la verdadera belleza está en el interior,  al demostrar amistad y generosidad hacia los demás y conseguir que su vida sea más feliz.

Junto a los divertidos textos, hay que destacar la importancia de las ilustraciones acertadas y significativas para seguir la trama y que, además, cuentan historias paralelas de otros animales secundarios como el escarabajo pelotero, las trabajadoras hormigas y la preciosa libélula. Por último, se incluye un epílogo con dibujos y características de otros tipos de animales que puede ser muy interesante para completar el “Conocimiento del medio natural” de los pequeños lectores, como la clasificación de otras especies grandes, pequeñas, tímidas, etc.