Mauricio o las elecciones primarias

Mauricio Greis, un abúlico dentista catalán, con ideales pero sin carácter, lleva menos de un año trabajando como dentista en una conocida clínica de Barcelona, a mediados de los años 80. En los años que pasó en Madrid, estudiando estomatología, se desconectó de sus amigos. Ahora se encuentra en un “recomenzar”. En sus tiempos de universitario simpatizó con las ideas izquierdistas, pero sin llegar a pertenecer a ningún partido. En un casual reencuentro con un antiguo compañero de estudios entra en contacto con algunos políticos del Partido Socialista Catalán (PSC), que le animan a presentarse , de relleno, a las elecciones autonómicas de 1984. Entonces entabla una intensa relación con dos mujeres: Clotilde, que trata de encontrar el equilibrio entre sus ilusiones y la prosaica realidad, y la conmovedora Porritos, que le revelará aspectos oscuros de su personalidad y de su mundo.
 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
368
9788432212215
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.5
Average: 3.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

4
3
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Excelente novela, ambientada en Barcelona, que retrata a una generación, aquella que se encontraba en la Universidad en las postrimerías del franquismo y eran jóvenes profesionales en 1982, cuando Felipe González alcanzó el poder. Ellos habían canalizado su izquierdismo a través del Partido Socialista de Cataluña. Señala el autor cómo habían comenzado invocando a Mao y a Trotski y acabaron citando a la Comunidad Europea y Wall Street. El comienzo de la novela explica lo que es el ideal socialdemócrata y allí encontramos una frase muy hermosa: "Todas las generaciones que nos han precedido han llevado a España por el camino de la discordia. La nuestra es la única que sólo busca la reconciliación" (p.42). Esto, que fue verdad para la generación política de Felipe González, dejaría de serlo a partir del Pacto del Tinell.

 Mauricio participa en las elecciones autonómicas en las filas del PSC. Los socialistas son derrotados por los nacionalistas de Pujol, lo que les llevará a criticar el mito de la nación catalana víctima de España. Luego algunos se unirían al nacionalismo y otros se dedicarán directamente a los negocios. En las poblaciones del entorno de Barcelona aparecerá una nueva izquierda más radical. Brihuegas, un viejo luchador socialista, comentará: "Es como si les faltase la dictadura. Nada más saben que quejarse y protestar" (p.374).

 Mauricio se relaciona con dos mujeres que simbolizan las dos almas del socialismo. Una es Clotilde, una joven abogada que trabaja en un bufete con intereses poco claros. Simboliza el nuevo feminismo. Está liberada sexualmente, pero no quiere casarse para no perder la independencia que ha conseguido con su trabajo. La otra es Porritos y simboliza el socialismo popular, pronto a desengañarse de los políticos. Está enamorada de Mauricio, pero se descubre que tiene sida. Cuando muera, todos estarán de acuerdo en que con ella se ha cerrado una época.

 La novela se lee de un tirón. La prosa es perfecta así como los periodos en los que se articula el relato. También son excelentes los personajes secundarios como el cura obrero, el jorobeta Cervello y tantos otros. La novela termina con la concesión a Barcelona de los Juegos Olímpicos de 1992. Pienso que su lectura es instructiva para los que no vivieron aquellos años ni conocieron aquella izquierda. Para los que no imaginan cómo el idealismo puede convertirse rápidamente en pragmatismo en contacto con el poder.