Mi camita

Una historia que ha servido de ejemplo a miles de niños que no querían dormir solos en sus camitas, pero que entendieron lo maravilloso que puede llegar a ser.
Este cuento está basado en la historia real de una niña y su camita. Esta niña aprendió que durmiendo cada noche en su camita era muy feliz, porque allí le esperaba un mundo de experiencias por descubrir.
Un cuento ilustrado que puede servir de ejemplo para que los niños entiendan las ventajas de dormir solos en sus camitas; y también puede servir de apoyo para vencer o superar otros miedos infantiles, como el miedo a las pesadillas, el miedo a la noche o el miedo a la oscuridad.

Una historia sencilla y repleta de experiencias y emociones, que hará disfrutar y reír a pequeños y mayores.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
48
978-84-08-23798-3

Ilustraciones de Julen Rodríguez

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

3
Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de amd

Álbum ilustrado sobre los miedos infantiles, especialmente los nocturnos. Con el fin de ayudar a los niños a superar estos miedos, en este relato la camita aparece personificada como un personaje más: tiene ojos y boca, piensa, se preocupa y cuida de la niña protagonista. Así, a lo largo de las sucesivas ilustraciones, los pequeños lectores podrán ir viendo cómo la niña le cuenta sus secretos, escucha cuentos antes de dormir, y la camita la cuida cuando está enferma y la defiende de las pesadillas por las noches. De esta forma, los niños van percibiendo que la hora de acostarse y de quedarse solos en la cama es un momento tranquilo y de felicidad.  

Así pues, la idea principal que propone el autor a lo largo del relato es que las camitas cuidan de los niños por la noche, pero además hay otro tema importante: durante el día, la cama tiene que descansar para luego poder velar los sueños. De esta forma, en el libro se dan consejos sobre cómo hacer un buen uso de ella, como por ejemplo no saltar sobre ella, mantenerla limpia, no comer encima, no poner los pies sucios o pisarla con los zapatos puestos. Según las opiniones recogidas en algunos foros, el mensaje queda claro y resulta efectivo, ya que después de leer el cuento muchos niños quieren personalizar y personificar su cama, y se sienten más tranquilos a la hora de ir a dormir.

Aunque no se trata de una historia propiamente dicha y, en algunos momentos, el lenguaje puede resultar repetitivo, es un álbum ilustrado recomendable tanto para que los niños entiendan las ventajas de dormir solos, como para que los padres y profesores les ayuden a superar los miedos nocturnos. Los textos de J.S. Pinillos se completan con las preciosas ilustraciones de Julen Rodríguez, todas ellas a doble página, divertidas y alegres, de colores suaves, donde predominan los azules y los fondos oscuros para representar el mundo de los sueños y de la noche.