Moriré antes que las flores

Durante un caluroso mes de agosto, en un viejo caserón segoviano con vistas a la sierra de Guadarrama, la memoria despierta y se transforma en un animal salvaje y cruel. La vida transcurre entre dos tiempos, dos mujeres, dos hombres, dos vidas y dos guerras. Un encuentro con el amor y, sobre todo, con la pasión por la escritura. Un recorrido por las playas de Argelès-sur-Mer, por el París de la posguerra, el Londres de artistas e intelectuales de los años cincuenta, el Madrid herido y los bosques segovianos. Se produce un encuentro extraño, lleno de dudas y desconfianza, un cara a cara con la propia identidad, con la muerte y el exilio español.

Relato sobre la historia de España en el siglo pasado, con la guerra civil y sus consecuencias como tema principal, a través de los recuerdos que una anciana cuenta a una chica que trabaja en una editorial. Las claves de la novela no se resuleven hasta el final, cuando se unen muchos cabos que parecían sueltos. Novela muy dura que refleja también la crisis moral en que nos encontramos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
383
978-84-122371-6-0

Edición elegante y cuidada.

Valoración CDL
2
Valoración Socios
2
Average: 2 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

2
Género: 

Comentarios

Imagen de cattus

Otra novela sobre la guerra civil y sus consecuencias. En este caso, la anciana Ada logra que la joven aprendiz de escritora Livia se instale en su casona de la sierra de Guadarrama durante un verano, para escuchar el relato de su vida y redactarlo adecuadamente. La vida de Ada es un sinfín de desgracias de todo tipo que se van desgranando poco a poco, entre frecuentes digresiones y cambios del pasado al presente y viceversa. Lo que se cuenta es durísimo y en este sentido la novela es un gran alegato contra cualquier guerra, pues todas envenenan de tal modo a sus protagonistas que dan pie a que se produzcan las más terribles atrocidades, injusticias y desmanes. Las diferencias radicales y tensiones del comienzo entre  Ada y Livia se van limando a lo largo de la narración, y al final de la novela se desvelan varias cuestiones que dan un vuelco notable a la trama y sitúan en su lugar a una serie de personajes secundarios. La novela está bien escrits, aunque sobran digresiones que rompen el ritmo y pueden desorientar al lector. Pero la novela refleja también la crisis y la desorientación moral que padecemos actualmente. Luis Ramoneda