Mujeres brújula en un bosque de retos

En un universo de retos y contrastes, y desde la perspectiva que otorga trabajar en una institución presente en más de 70 países, Isabel Sánchez nos presenta una galería de mujeres que han convertido sus límites en fuerza para mejorar su entorno e innovar.

Mujeres brújula en un bosque de retos reflexiona sobre el valor de la mujer que desea romper techos, transformar escenarios y ofrecer soluciones inspiradoras, pero siempre con los pies en el suelo. Una nueva visión del feminismo en la que mujeres y hombres trabajan codo con codo para construir un nuevo modelo de sociedad que dé respuesta a las inquietudes que el futuro nos plantea.

Ideas para superar la adversidad.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2020
269
9788467060119
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.4
Average: 3.4 (5 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

5 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de acabrero

Me ha resultado un libro de un interés muy grande, por los temas que trata, por el fondo optimista, por la personalidad de la autora, porque vemos gente de todo el mundo. Me parece que es muy alentador encontrar, a lo largo de estas páginas, muchas soluciones, no teóricas sino auténticas. Iniciativas de todo tipo que surgen a lo largo de la geografía de los cinco continentes, que dan idea de cómo ayudar, de cómo salir adelante. Me parece muy sugerente y muy recomendable. Leer artículo >>

Imagen de amd

Interesante ensayo sobre la presencia de la mujer (y del hombre) en la sociedad actual y los grandes retos que se plantean en el siglo XXI: educación, paz, solidaridad, sostenibilidad, trascendencia… Tomando como hilo argumental la vida de una serie de mujeres y también algunas anécdotas de su propia vida, la autora profundiza en temas esenciales y muestra la actitud de estas personas, dignas de mención y de reconocimiento, ante los retos planteados. Con un lenguaje directo, cercano y muy sincero,  Isabel Sánchez consigue trascender el sentido literal de las cosas para llegar desde “la cocina a la Luna”, desde los hechos pequeños y cotidianos hasta lo más alto, lo extraordinario, lo excelso: “No se trata de hacer grandes gestas, sino de algo mucho más sencillo: aprender a ver de otro modo la misma realidad en la que estamos inmersos” (p. 44).

La autora, miembro del Opus Dei y, desde 2010, directora del consejo de mujeres que asesoran al prelado en Roma, habla con entusiasmo y valentía de los innumerables proyectos de la Obra repartidos por todo el mundo, especialmente en países necesitados como Honduras, Congo, Camerún, Costa de Marfil, India por citar algunos ejemplos. Gracias a su trabajo como asesora, ha tenido que realizar numerosos viajes para conocer de primera mano las dificultades y las posibilidades de los diferentes lugares. Este largo recorrido y sus encuentros con magníficas personas han sido la fuente de inspiración para este libro, en el que sobresale la ayuda de esta institución católica para lograr los sueños en la vida, descubrir vocaciones, conseguir metas: desde la Obra “se alienta a la libertad y a la responsabilidad de cada uno…, de manera que pueda trabajar desde su lugar, con las personas de su entorno, buscando provocar un impacto positivo en la sociedad, integrando a la vez la propia fe y el trato personal con Dios” (p. 101).

Con una prosa ágil y amena, propia de una gran comunicadora, poco a poco va descubriendo sus amplios conocimientos y profundas reflexiones en el ámbito del Derecho, la Filosofía, la Teología, la Moral, la Bioética, contrastando investigaciones y publicaciones actuales sobre estos temas. Como afirma D. José Carlos Martín de la Hoz en su artículo publicado en el cdl sobre este libro, la autora “ha logrado ir mucho más allá de lo que hubiera conseguido expresar mediante un ensayo teórico de ideas, para convertirse en una propuesta de formación y empuje de mujeres de toda clase y condición en el mundo entero, como brújulas en una sociedad desnortada”. Además de las mujeres brújula, Isabel Sánchez sabe ofrecernos otros valiosos modelos para nuestra vida a través de las citas de san Josemaría, del papa Francisco, de Benedicto XVI y de san Juan Pablo II. De ello, baste solo un ejemplo: como enseñaba san Josemaría, “hemos de proceder, en todos los momentos de la vida, como el artista que sabe crear belleza. Para eso, te basta con procurar la santificación de esas menudencias, de las cosas pequeñas, que todos los días y a todas las horas están al alcance de tu mano” (p. 117).

Imagen de JOL

Los lectores encuentran un libro original con un lenguaje directo y fácil de entender, si bien deja huellas profundas acerca de los problemas actuales que requieren personas-mujeres brújula. Leer artículo >>

Imagen de aita

Una visión esperanzada y optimista del papel de la mujer en el mundo que vale la pena leer. Leer artículo >>