Noticia de un secuestro

Novela reportaje publicada en 1996. Los habituales personajes de ficción de García Márquez se transforman en seres de carne y hueso: los que se mueven alrededor del secuestro simultáneo de diez personas –en su mayoría periodistas- por los narcotraficantes de Pablo Escobar. Una etapa sangrienta en la reciente historia de Colombia que enfrenta en una guerra sin cuartel al gobierno de Gaviria con los todopoderosos narcos, empeñados en conseguir que se suprima la política de extradiciones a los Estados Unidos. El relato alterna el horror carcelario de los secuestradores con las gestiones que realizan sus familiares para conseguir la liberación de los rehenes, sin separarse de los hechos reales contados por los propios protagonistas. El único personaje que roza la ficción es Pablo Escobar: la fascinación que produce en amplios sectores de la población más desamparada y la mitología creada a su alrededor le otorgan un estatuto de leyenda que García Márquez aprovecha de modo magistral. En medio de millares de asesinatos, de extorsiones, de salvajes atentados, de terribles venganzas policiales, aún es posible encontrar un lugar para la épica. El buen periodismo hace posible que se diluyan los límites entre ficción y realidad, cuando el sustrato real de la literatura –como en este caso- contiene tanta pasión y horror y sentimientos humanos llevados al límite como en la creación fantástica más depurada. Probablemente, este libro impresione más que algunas de la mejores novelas del escritor colombiano. La prosa, medida y exacta, evita el barroquismo para no violar la atmósfera de autenticidad de toda la historia.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1996
328
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.75
Average: 3.8 (4 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

4 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Este libro me ha gustado mucho y, desde mi punto de vista, demuestra que García Márquez es mejor periodista que novelista. Es una crónica ordenada y llena de interés. Sus personajes son tan interesantes como que son reales y arrastran todas las contradicciones que experimentamos todos los seres humanos y algunas más. Hay un momento, no sé si escalofriante o enternecedor: En uno de los zulos en los que conviven secuestrados y secuestradores hay, pegada en la pared, una fotografía de Juan Pablo II; uno de los sicarios hace un comentario despectivo hacia el Pontífice o intenta quitar la fotografía, no recuerdo, entonces otro de los hampones le apunta con su arma y le dice que a Juan Pablo II no se le toca; mientras tanto allí mantienen secuestradas a no sé cuántas personas. Increible.

Imagen de ross

'Era, en efecto, el automóvil de Maruja. Había transcurrido por lo menos media hora desde el secuestro, y sólo quedaban los rastros: el cristal del lado del chofer destruido por un balazo, la mancha de sangre y el granizo de vidrio en el asiento, y la sombra húmeda en el asfalto, de donde acababan de llevarse al chofer todavía con vida. El resto estaba limpio y en orden'. Gabriel García Márquez.

Imagen de cdl

Historia entretenida de una mujer que es secuestrada. Refleja muy bien la situación política de Colombia, aunque en ocasiones puede resultar algo pesada las alusiones políticas, pero también es cierto que esa realidad tal y como el autor la muestra enmarca muy bien la situación del país y de las personas que en él vive.

La trama coge con facilidad: dos amigas (mujeres de personas influyentes en el país) son secuestradas. Se relatan, de forma simultánea, secuestros de otros personajes, que o bien son liberados o definitivamente asesinados. Se describe con detenimiento la situación psicológica que tienen las personas que han sido secuestradas (sentimientos de miedo, angustia, tristeza, abandono) y las fases que éstas atraviesan; también aborda la relación de los secuestradores con las secuestradas, en ocasiones cargadas de humanidad y en otras de dureza y maldad.

Por otro lado aparece la reacción de los esposos y los familiares ante la noticia de un secuestro, suscitando en ellos sentimientos de impotencia pero a la vez de lucha por hacer lo posible para liberar a las personas queridas

Imagen de M Villanue

Es un relato violento, fuerte, pero es que así son los secuestros. García Márquez nos describe a la perfección todo lo que sucede alrededor de los secuestros de diez personas perpetrados por el narcotraficante Pablo Escobar.