Nuestros ayeres

Publicada en 1952, esta novela –traducida por Carmen Martín Gaite- narra las pequeñas historias que se tejen alrededor de dos familias italianas bajo Mussolini. La vida crece a medida que avanzan los acontecimientos históricos: el estallido de la II Guerra Mundial, la entrada de Italia en la guerra al lado de los alemanes, el derrumbamiento del fascismo, los bombardeos, el armisticio final. Las tensiones políticas y bélicas afectan en distinto grado a todos los personajes: los hombres se esconden o participan en la lucha, las mujeres quedan aisladas con un doble sufrimiento. Poco a poco la novela va centrándose en la figura de Anna, la menor de las hermanas de una de las familias, niña al principio y madre después, que siempre que tenía tiempo "se ponía a pensar en la revolución". Su condición de mujer le impide llevar a cabo sus sueños, mientras ve cómo sus hermanos se involucran, traman, pelean, mueren. Testigo privilegiado de aquella guerra absurda, "un puro disparar para nadie y contra nadie", sabe no aburrirse pasando horas "trenzando y destrenzando sus largos pensamientos". Asiste a momentos amargos –el suicidio de su hermano mayor-, a dilemas terribles –un embarazo que casi termina en muerte-, pero también a la ternura de lo cotidiano. Aprende, por ejemplo, que "las buenas personas se encuentran repartidas un poco por doquier", sin distinción de ideologías, y que la libertad consiste en convertir los pensamientos "en salvación y riqueza", no en fabricar con ellos "una trampa para caer destrozado". Homenaje a la memoria y a las víctimas de la sinrazón, este universo atrapa enseguida, haciendo de sus personajes seres difíciles de olvidar por su paradójica normalidad, sus incoherencias, bandazos y heroísmos domésticos.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1996
343
9788474449754

Título original: Tutti i nostri ieri. Traducción: Carmen Martín Gaite.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
2.5
Average: 2.5 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de fcrosas

Esperaba más. Sin duda, la narración es ágil y la caracterización de los personajes, sugerente. Pero parece malbaratar un asunto de tanto peso específico como es la guerra. No me parece acertado el tono tragicómico para unas vidas tristes, duras, trágicas.

Imagen de Rubito

( de Begoña Lozano) La prosa, condensada, precisa, lírica y contenida a un tiempo, desvela una singular maestría en el retrato íntimo del alma humana, en especial la femenina, a la que con frecuencia atribuye un cierto toque ingenuo que la embellece. La tristeza lapidaria de algunas secuencias queda amablemente compensada por el tono humorístico habitual en esta novelista y que recuerda el de otros narradores italianos de posguerra.