Señor del Mundo

Es una novela sobre el Apocalipsis, una narración sobre un tiempo futuro, que en muchos aspectos ya es el presente de nuestra sociedad. Nos presenta un mundo globalizado y tecnológico que ha negado a Dios, y una religión que se ha difuminado en un humanitarismo sin alma. Una sociedad relativista y materialista en la que no cabe la Iglesia...  Cuando ya está todo preparado, un gran líder político, de apariencia humanista y solidaria, logra unificar casi todo el planeta hablando de paz... pero ocultando detrás un gran mal.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2006
287
2011
381
2015
320
978-84-9061-233
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.2
Average: 3.2 (5 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

5 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de reyes

Un libro con una visión real de la actualidad, profético. No querer ver lo que nos está invadiendo es temerario, muy arriesgado y verdaderamente impide prevenir. La masoneria con sus muchos tentáculos, uno de ellos el LGTBI invadiendo colegios e intentado pervertir a nuestros niños, con el apoyo y defensa de TODOS los partidos politicos, sobre todo el gobierno del PP y su máxima responsable Cifuentes. He recibido hace unas horas, un mensaje de un amigo de San Fernando (Cadiz), luchador por la vida, la familia y la infancia, que denuncia lo siguiente: "La Iglesia es homófoba y debe desaparecer"  "cosas como estas se han "predicado" hoy jueves, en un colegio católico de S.Fernando. En los famosos talleres de Género del Ayuntamiento de Patricia Cavada. El objetivo: explicar "la homosexualidad" a niños de 14 años. Son activistas del lgtb, y sin información previa a padres nia la negligente profesora". Y esto es solo un grano de arena de lo que están implantando en las mentes y almas de nuestros niños, y adultos que se van dejando llevar y asumiendo los buenismos que les lanzan, no solo politicos, sino autoridades ...

 

 

 

Imagen de acabrero

Una visión muy negativa de la sociedad, como si los poderes del mal pudieran hacer sucumbir la Iglesia fundada por Jesucristo. Puede ser interesante como visión profética de como están sucediendo las cosas en el día de hoy, con una falta de fe muy generalizada, pero se pierde de vista que este planteamiento es más propio del mundo occidental, cuando en el tercer mundo son tantas las personas que encuentran la fe.