Una historia de amor y oscuridad

Después de su obra "Una pantera en el sótano" en la que el autor judío cuenta los episodios más importantes de su infancia. Esta es la continuación de esta descripción de su vida en la ciudad de Jerusalén, sometida al mandato británico. La alegría de haber logrado las aspiraciones nacionalistas de los judíos, quedó frustrada por el dramático suicidio de la madre, cuando el autor tenía 13 años.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2004
640
2010
776
978-84-9793-74
  • Encuadernación: Rústica
  • Colección: Contemporánea
Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (2 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

2 valoraciones

Género: 

Libros relacionados

Comentarios

Imagen de raranega

Lo siento, pero me ha costado mucho leer el principio y el final de estel libro. El comienzo es abrupto, dándo muchísimos nombres de autores judios, que despistan al lector no experto. Después comienza lo más interesante: la historia de su familia en Polonia y Rusia, antes de la 2ª guerra mundial; y su relato, siendo niño, de los años anteriores al Estado de Israel. El final es muy pesado. El libro hace honor a su título, ya que el sucidio de su madre, cuando el autor tenía unos 12 años, es el trasfondo permanente de la novela.

Imagen de acabrero

Amos Oz que, como confiesa en este libro, cambió su nombre para no depender en su vida de su famoso tío Klausner, uno de los fundadores del estado de Israel, narra, a modo de historia biográfica –aunque advierte al principio del libro sobre la ficción realidad que puede haber en sus páginas- la historia del movimiento sionista. Con gran desorden cronológico, que da un perfil dinámico y atractivo a su obra, recorre la historia de su familia, centrándose en la trágica vida y figura de su madre, y en la imagen pobre de un padre que no llegó a ser nada, aunque soñó con todo. Se remonta lejos, a los padres de sus abuelos, lo que ayuda a captar el movimiento sionista desde sus orígenes, en aquellos hombres idealistas que vivían en Europa y se consideraban europeos y que comprobaban como resultaban cada vez más molestos para sus conciudadanos no judíos. A lo largo de estas páginas, -quizá en algún momento puedan parecer muchas- se va captando el alma del judío moderno, agnóstico, vengativo, que no se da cuenta del calvario a que somete a los palestinos expulsados de sus tierras, al tiempo que se queja de todos los males del nazismo. Con una literatura primorosa describe la historia de los judíos en los últimos dos siglos al tiempo que la historia de su familia. Merece la pena la lectura de esta obra, sabiendo que siendo un judío de raza, aunque no de religión, no ahorra ataques a la Iglesia Católica, aunque no es el tema del libro ni su pretensión, y que tratando de una historia biográfica tampoco ahorra algún pasaje –básicamente uno- obsceno.

Imagen de almudena

Hay muchas reflexiones intimistas que indican la capacidad del autor para introducirse en la psicología de los personajes, y hacer de cada uno el protagonista de distintos episodios. Oz es partidario del estado de Israel, aunque sin caer en el extremismo, comprende las aspiraciones árabes en la cuestión de Palestina. Se ve como ha recibido de su familia una educación hacia la paz y la libertad.