Alexia

La extraordinaria historia de una fe inquebrantable. Una de las cosas más difíciles, sobre todo en un adolescente, es aceptar lo que no se espera. El dolor físico se introdujo en la vida de Alexia súbitamente, sin pedir permiso, cuando ella tenía trece años. Pero encontró un ánimo preparado para la lucha. Una fuerza misteri osa y divina, que daba alas al espíritu de esta niña para aceptar sencillamente lo que Dios le daba. Gracias a la profunda religiosidad que le inculcaron sus padres, esta niña pudo soportar sin quejarse apenas una enfermedad que la tuvo postrada durante meses. Porque sabía que su destino estaba escrito y deseaba ir donde Dios quisiera llevarla.Es un clásico entre los seguidores del Opus Dei y Alexia es una figura conocida y admirada. La película Camino de Javier Fesser, aunque se muestra contraria a la actitud de la familia ante la muerte de la niña, puede promocionar el libro, ya que ha levantado bastante polémica.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1997
0
2009
158
9788408085485

Subtítulo:  Experiencia de amor y dolor vivida por una adolescente

Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.75
Average: 3.8 (4 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

4 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de pilardel a

El libro de Alexia trata principalmente de la situación difícil que vive una adolescente de 14 años y la entereza con la que pasa esos momentos.
Alexia era una niña que creció en el seno de una familia católica del Opus Dei. Era una niña normal, como el resto de las de su edad, pero había algo en ella que la hacia especial. Podríamos decir que era mas madura para su edad. La enfermedad en que se vio sumida tan dura y dolorosa no la hizo perder la calma ni las fuerzas para luchar por recuperarse, ya que pasó muchas operaciones, tratamientos de quimioterapia, radioterapia y pasó sus últimos meses sin poder moverse. Pese a todos sus sufrimientos nunca se quejó ante nadie y además, cuando rezaba siempre decía: "Jesús, que yo haga siempre lo que tú quieras". Ella siempre prefería llevarlo en silencio, sin expresar su dolor solo porque sus seres queridos no sufrieran. Siempre estaba pensando en los demás incluso estando tan enferma le dictó a su padre una carta para sus compañeras del colegio y sus profesoras, principalmente a Sor Isabel, porque fue su tutora y persona a la que apreciaba mucho.
El libro me ha parecido un relato muy humano y estremecedor. Es un buen ejemplo para todas las personas que están pasando por una situación parecida y ver como se puede llevar con mas o menos calma una situación similar.
Con esto, no quiero decir que Alexia no sufriera ni que no tuviera miedo, si no que apoyada en su fe, mantenía una paz interior que la hacía estar tranquila y a su vez a su familia.

Imagen de elena gr

Este libro cuenta la historia de Alexia, una niña de 13 años que la diagnostican cáncer. Desde ese momento, se ve la gran fuerza de voluntad y tesón que muestra para sobrellevar la enfermedad y todas las complicaciones que irán surgiendo a medida que la enfermedad vaya avanzando.
Se refleja claramente que Alexia, para llevar con fuerza la carga que supone su enfermedad, se apoya mucho en la religiosidad, ya que desde muy pequeña ha sido inculcada en ello. Ella, desde un principio, acepta la voluntad de Dios, con respecto a su enfermedad. "Jesús, que yo haga siempre lo que Tú quieras". Hasta en los últimos momentos de su vida con tan solo 14 años, estuvo llena de espiritualidad, y gracias a esto, transmitía a todos los demás la tranquilidad que tenia ella, ya que sabia que se iría a un mundo mejor.
Este libro me ha parecido muy interesante, ya que, no solo se ve el sufrimiento que tuvieron que pasar todos los familiares y amigos de Alexia, si no la gran religiosidad y confianza que tuvieron en todo momento para pasar las dificultades, gracias a la Fe que tenían depositada en Dios y, sobre todo, la protagonista, que aunque los dolores la mataban, seguía con la tranquilidad que la caracterizaba y siempre con una sonrisa en la boca, todo ello gracias a la madurez que tenia y la tanta Fe que procesaba.
Este libro deja bien claro, que para sobrellevar las cosas que nos ocurren en nuestras vidas hay que tener una gran Fe en Dios.

Imagen de katy

Alexia es la historia de una niña que tiene una horrible enfermedad, a pesar de su corta edad,14 años, la acepta con increíble madurez, aguantando todo tipo de sufrimientos, recaídas y desilusiones ante sus mejoras y desmejoras continuas.
Ante todo esto Alexia se agarra con fuerza a Dios, deja que se haga su voluntad, esta gran fe fue enseñada por su madre desde muy pequeña por ello la fe que tiene es incondicional sin ningún tipo de duda ante el fuerte dolor de su enfermedad.
Este libro me ha gustado mucho y también me ha impresionado, como una niña tan pequeña puede tener tanta fuerza ante todo lo malo que le estaba pasando, y como puede tener tanta madurez y serenidad ante la muerte. Creo que esta madurez y serenidad llegan de la fe que tenía, esta fe le hace no tener ningún miedo a la muerte sabe que cuando muera vera el rostro de Dios y esto la serena y le da paz.

Imagen de mahassan

Estoy totalmente de acuerdo contigo, yo he leído bastantes cosas sobre Alexia.
Creo que era una niña de tan sólo 14 años, que tuvo muchísimas ocasiones a lo largo de su vida de "tirar la toalla", y sin embargo, luchó hasta el final de sus días para llevar con la mayor alegría esa Cruz que le vino dada. Nunca pensó en su enfermedad, siempre estuvo preocupada por hacer más fácil la vida de los que estaban más cercanos a ella. Creo que podemos aprender muchas cosas de esta pequeña santa.

Imagen de bengue

Este libro nos relata la vida de una niña, Alexia. Alexia con 14 años sufrió una enfermedad que no pudo superar y acabó con su vida. Para ella esto no supuso ningún problema y aunque lo pasaba mal nunca se quejaba y siempre dedicaba su mejor sonrisa.
Alexia nos enseña que con fe todo se puede superar, y la fe que ella y su familia tenían en Dios la ayuda a vencer (sobre todo espiritualmente) tantos sufrimientos y operaciones que tuvo que pasar. Era una niña muy feliz y siempre estaba disponible a los demás, es lo que aprendió en su familia. La familia de Alexia estuvo siempre a su lado, en especial su madre, ella decía que Alexia era su "regalito del cielo" y por lo visto, bueno más bien leído, no se equivocó.
Creo que Alexia es un gran ejemplo para todos y deberíamos aprender de ella a vivir como buenos cristianos quitando importancia a los contratiempos por mucho que nos cueste, nos enseña a saber llevar la Cruz con Cristo y a quererla.