Dios o nada

En esta entrevista amplia, variada (autobiográfica y doctrinal; experiencial y conceptual; africana, romana, universal...), sincera, briosa y en tantos momentos cautivadora, el cardenal Sarah aborda con altura y franqueza los grandes temas eclesiales de la actualidad: desde la misión de la Iglesia, la evangelización, la liturgia o la oración, al celibato sacerdotal, las vocaciones, la lucha contra la pobreza o las más candentes cuestiones en torno a la familia y al matrimonio.En esta entrevista amplia, variada (autobiográfica y doctrinal; experiencial y conceptual; africana, romana, universal...), sincera, briosa y en tantos momentos cautivadora, el cardenal Sarah aborda con altura y franqueza los grandes temas eclesiales de la actualidad: desde la misión de la Iglesia, la evangelización, la liturgia o la oración, al celibato sacerdotal, las vocaciones, la lucha contra la pobreza o las más candentes cuestiones en torno a la familia y al matrimonio. He leído Dios o nada con gran provecho espiritual, alegría y gratitud. Vuestro testimonio de la Iglesia en África, del sufrimiento durante la época del marxismo en Guinea y de una vida espiritual dinámica, tiene gran importancia para la Iglesia. Es singularmente relevante y profundo lo que afirma acerca de la centralidad de Dios, la celebración de la liturgia

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2015
352
978-84-9061-305
Valoración CDL
4
Valoración Socios
4
Average: 4 (6 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

Comentarios

Imagen de polvorista

Entrevista muy clarificadora sobre la situación de la iglesia en el mundo, en África y testimonio de la propia vida del Cardenal. 

Imagen de cattus

Libro interesantísimo, que nos acerca a los católicos de África, y al heroísmo con el que viven a menudo la fe, y a una figura destacada de la Iglesia, una persona que muestra una gran fe y un profundo amor a Dios y a los hombres.

Imagen de José Ignacio Peláez Albendea

El primer tercio del libro está dedicado a los recuerdos de la vida del Cardenal Robert Sarah, desde su infancia en una aldea en la selva de Guinea Conakri hasta su memoria de los siete Papas que ha conocido: Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y el Papa Francisco. Destacan en esta primera parte su heroísmo en la defensa de la libertad de la Iglesia durante la dictadura marxista de Séku Turé, que encarceló al arzobispo de Conakri, Tchidimbo, durante ocho años en un campo de concentración, y planeó asesinar a su sucesor, Robert Sarah, nombrado por Pablo VI con 34 años; en su momento fue el obispo más joven del mundo.

El resto del libro está dedicado a preguntas sobre Dios, la Iglesia y el mundo, cuestiones perennes y actuales, como la Iglesia y la crisis del postconcilio, Cristo en el centro de la historia humana, dar a Dios su justo lugar en el mundo y en la vida de los hombres, la colegialidad episcopal, la formación y la santidad de los sacerdotes, el celibato sacerdotal, la mujer en la Iglesia, la vida de oración y la vida litúrgica, la ideología de género y el programa de algunas agencias de la ONU que la impulsan, el relativismo y el nihilismo, el impulso misionero, la lucha contra la miseria y la pobreza, la crisis espiritual de la vieja Europa, la reforma de la Curia emprendida por el Papa Francisco (reforma, en primer lugar, de oración y santidad), la Encíclica Humane Vitae, el aborto y la eutanasia, el diálogo fe-ciencia-razón, la pederastia, la Encíclica Evangelii Gaudium, la piedad popular, el matrimonio y la familia, los santos, el Sínodo de la Familia…

El libro está planteado como una amable y muy interesante conversación sobre estos y otras relevantes cuestiones actuales, que el Cardenal Sarah afronta con sabiduría y elocuencia. Se trasluce su honda piedad y confianza en Dios y su capacidad de trasmitir la fe de la Iglesia al hombre contemporáneo, con razones y ejemplos vivos y actuales, defendiendo la fe con serenidad y misericordia con las personas, pero con claridad y fortaleza ante los errores actuales. El punto de vista de la sensibilidad de un hijo de África hacia algunas cuestiones, aporta también novedad y frescura. Libro muy recomendable.