El café de Qúshtumar

En su vejez, Táher, Sádiq, Ismael y Hamada se reúnen en un café, para contarse qué ha sido de sus vidas. Son cuatro amigos marcados por las profundas transformaciones políticas y sociales de su país, pero también por los misterios que llenan la existencia humana: el paso inexorable del tiempo, la infancia, el amor y la muerte en un mundo cambiante y caótico. A través de las experiencias comunes de los protagonistas, contemplamos el retrato amable, evocador y burlón de la historia de El Cairo y de Egipto desde principios de siglo hasta nuestros días.

Sobre el planteamiento que los protagonistas tienen del matrimonio y la mujer se puede leer también "Leer Lolita en Teherán", de Azar Nafisi, o "Del Islam al cristianismo: mi historia", y para mayor información sobre otros aspectos del Islam "Cien preguntas sobre el Islam".

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1998
200
978-84-233-2982

Título original:Qushtumur. Prólogo, traducción y notas de Isabel Hervás Jávega

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.666668
Average: 3.7 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Rubito

( de Ángel García Prieto )
Una novela crítica e incluso burlona, pero llena de comprensión, hecha desde el sosiego de la madurez, que se hace patente tanto en la sencillez de su expresiva prosa, como en el fondo psicológico y espiritual que anima a los ricos personajes del relato. Con la naturalidad que se desprende de la poderosa capacidad narrativa de Mahfuz, se describen, además, detalles y circunstancias ambientales que hacen muy comprensible el exótico mundo musulmán, la relación poligámica, las costumbres coránicas, la vida en una gran ciudad africana que se abre a occidente.En fin, un libro muy representativo del estilo y la temática del Nobel egipcio.

Imagen de Rubito

Seguramente la obra que más me gustó de este autor egipcio y premio Nobel de Literatura. La fuerte fidelidad a la amistad, que no espera nada a cambio, hace que se tolere, se comprenda y se disculpe al amigo, en este caso un grupo de cinco- cuatro mas el autor- sin que por ello se reconozcan como buenos algunos de los comportamientos de ellos. De esta forma pasan cerca de setenta años reuniendose, cuando niños junto a la Palmera, y, posteriormente, en el cafá cercano de Qúshtumar.Tambien resulta interesante desde el punto de vista didáctico al ser una obra en cierto modo costumbrista y que ayuda a comprender la forma de pensar islámica de las personas de a pié, las no radicales.

Imagen de acabrero

No es exactamente que se reunan al final de sus vidas para recordar. El libro es un relato a través del tiempo que muestra como se desarrolla la amistad de estos cuatro hombres. Sin duda alguna este libro es un canto a la amistad. Pero no ha sido lo que más me ha llamado la atención a lo largo de su lectura. A pesar de haber leído ya varios libros con temas relacionados con el Islam –“Cometas en el cielo” es una novela también muy reveladora- al leer esta novela o relato me ha sorprendido la mentalidad y la moral de estos personajes, egipcios, musulmanes por nacimiento, aunque sólo alguno de ellos practicante. Nos cuentan la amistad que dura 70 años, inquebrantable, con una fidelidad a prueba de bombas. Y sin embargo se trasluce una falta de fidelidad conyugal en todos ellos que resulta chocante, sobre todo cuando la novela trata de la fidelidad a los amigos. Se manifiesta por lo tanto, una vez más, el escasísimo relieve que la mujer tiene en el mundo islámico. O quizá, matizando un poco, el escasísimo relieve que el hombre da a la mujer. Uno de los protagonistas, componentes de el grupo de amigos de que se habla en el libro, se manifiesta activo practicante de su religión. Este mismo personaje se casa tres veces, simplemente porque se va cansando de las anteriores. Necesita una mayor actividad sexual, y como su mujer no está muy por la labor –se ha convertido en ama de casa y madre de su hijo- Sadiq se busca otra. Y luego otra. El se va haciendo mayor y las mujeres con las que sucesivamente se casa son jóvenes. Esto aparece en la narración como lo más normal del mundo. Otro de los amigos también termina en lo mismo. Aquella mujer, de la que estaba enamoradísima, se ha hecho mayor, ha engordado. Y se casa con otra jovencita. Insisto en que este no es el tema de la obra. Esto es parte de lo que se trata en esta historia de unos buenos amigos. Recomiendo el libro para entender el ambiente islámico. Y por la misma razón “Cometas en el cielo”.