El gran divorcio. Un sueño

C.S. Lewis subtituló este libro como "un sueño". Ese es el artificio que le permite construir una fantasía literaria plena de significado y de modernidad. El nervio de su relato es una crítica demoledora a los planteamientos vitales del "todo vale". El gran divorcio es el que se producirá inevitablemente entre el bien y el mal: "El mal puede ser anulado, pero no puede "evolucionar" hasta convertirse en bien. El tiempo no lo enmienda.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1997
153
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.375
Average: 3.4 (8 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

8 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

Se trata de un cuento con intención moralizante:

Una serie de sujetos se ven trasladados a un lugar desconocido donde se les invita a subir a una montaña. Ésta simboliza la felicidad eterna, la morada de Dios. El narrador se encuentra en medio del grupo. Salen a su encuentro unos seres de luz. Son aquellos que han conocido en la tierra y ya han alcanzado la bienaventuranza. Los seres de luz se muestran felices de ver a sus parientes y amigos y les piden que se queden allí.

El narrador se da cuenta de que sus compañeros no quieren permanecer en el cielo si para ello han de renunciar a las ideas y pasiones que les movieron en la tierra y forman parte de su personalidad. El asesino se niega a ser perdonado por su víctima y el soberbio sigue emperrado en que él tiene la razón y todos los demás están equivocados. Uno a uno se dan media vuelta y se encaminan al infierno donde nadie les pedirá que renuncien al modo de ser que les ha llevado hasta allí y al que se muestran tan apegados.

En la Introducción de José Luís del Barco se nos dice que El gran divorcio es el que existe entre el bien y el mal. El que ha hecho de su vida un infierno lo mantendrá por toda la eternidad ya que él mismo es su propio torturador. Lewis no niega la posibilidad del perdón, del arrepentimiento, pero trata de mostrar cómo al cielo y al infierno se va voluntariamente. Todos tienen opción de alcanzar misericordia después de la muerte, pero a muchos les condicionan demasiado sus opciones previas, aquellas que habían realizado durante su vida en la tierra.

"Autosuficiencia fatua y regodeo narcisista" (pág.12) -diagnostica José Luís del Barco. "Una voluntad malherida por la obcecación de la razón" (pág.12)  -añade. "El yo quiere ser autónomo (...) darse a sí mismo, sin ayuda de nadie, la increíble ley moral" (pág.13). El relativismo moral tiene sus raices en la filosofía idealista y Del Barco, que es profesor de Filosofía, cita expresamente a Kant.

Literariamente esta fábula no me entusiasma. Como alegoría recuerda a Chesterton, pero éste introduce en sus cuentos una dosis de humor que no tiene C.S.Lewis, por lo menos en esta obra. El gran divorcio no es fácil de entender e incluso resulta un poco oscuro y deprimente. Como el infierno mismo, supongo.

 

Imagen de pacoprieto

Se trata de un texto muy sugerente. Desde el primer momento te identificas con las cuestiones de fondo que se plantean. Entre otras cosas, se puede hablar de C.S.Lewis como de un escritor profético, pues en muchas de sus obras, prefigura con una especial lucidez intelectual aquello que entre nuestros cercanos se presenta como una oscura noche de inenarrable inseguridad.
Particularmente acertadas son muchas de las respuestas que se ofrecen, en un sentido clásicamente apologético, que responden de modo sincero a esas cuestiones de trascendental valor humano.

Imagen de mgarregui

Un libro en el que lo fantástico se mezcla con la realidad; estilo ligeramente surrealista, no da sin embargo pie a la ambigüedad como el surrealismo radical. El autor ya advierte en el prefacio que no pretende dar ningún tipo de doctrina acerca del cielo y el infierno: en mi opinión, es más una reflexión acerca de las condiciones necesarias que tienen que darse en el hombre para poder acceder a un trato real con Dios. Contiene textos absolutamente maravillosos: "Todo el infierno es más pequeño que una piedrecilla de tu mundo terrestre. Pero es más pequeño que un átomo de este mundo, el mundo real (refiriéndose a la antesala del cielo)"; pero también contiene textos dudosos de una doctrina realista. Yo lo recomiendo, y además, pienso que puede servir para dar lugar a largas conversaciones con amigos y un café delante en un día lluvioso.

Imagen de acabrero

Una vez más el ingenio de Lewis al servicio del pensamiento en los temas que verdaderamente preocupan al hombre. Ante la tendencia a confundir el bien y el mal en la sociedad moderna, el autor describe una ficción -"Un sueño" es el subtitulo- en el que nos presenta una serie de personajes en el momento final de su vida, con posibilidad de elegir a Dios o a sí mismos.