El mentiroso

Por su extensión algunos lo calificarán de relato, de "novella" en el mejor de los casos, y si bien el desarrollo psicológico de los personajes no alcanza la profundidad de Washington Square o La Princesa Casamassina, el lector encontrará una historia con similar fuerza y vigor de aquella apasionante Vuelta de tuerca. Lo que ahora se nos presenta es un triángulo amoroso, por supuesto en las esferas de la alta burguesía; el formado por la bella Everina, esposa del singular Coronel Capadose, y Oliver Lyon, un antiguo pretendiente, y ahora pintor de prestigio, con quien vuelve a reencontrarse tras el paso de los años: "...si me hubiera casado contigo, no habría podido casarme con él, y es tan encantador..." (pág. 50). La resolución sorprenderá, tanto por lo imaginativa como por su sutileza.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2005
172
978-84-934079-8

Título original:The Liar. Traducción de Pilar Adón y posfacio de Max Lacruz Bassols.

Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (6 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

6 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de Porto

Otra obra maestra. Tan breve como bella. Cada uno de los tres personajes es un mundo perfectamente presentado y relevante. Amor y lealtad y manra hueca de vivir. El pintor es todo un señor.

Imagen de Rubito

Novela corta llena de la perspicacia psicológica que suele caracterizar a su obra narrativa. Magnífica obra, digna de este clásico escritor anglo-norteamericano, muy bien ambientada en las costumbres y la psicología de los ambientes selectos del mundo anglosajón de finales del s. XIX. El breve estudio, que Max Lacruz Bassols hace en el posfacio de nueve páginas, es muy interesante y enriquece la comprensión de la novela y sus personajes.

( de Ángel García Prieto )

Imagen de acabrero

De nuevo
una brevísima novela de James, magnífica en la descripción de los personajes,
trepidante en cuanto a los acontecimientos. La pluma de nuestro autor pinta,
con muchas más maestría que el supuesto pintor protagonista de la historia, la
intimidad retorcida de uno, la sencillez de la que pudo ser su mujer y la mente
grotesca y enfermiza del que es su marido. Sólo tres personajes en una pequeña
historia de celos sin sentido y deseos inventados. Como siempre, James no
defrauda.