El motín del "Caine"

"El motín del Caine", de Herman Wouk, recibió el Premio Pulitzer de Novela en 1952. La acción transcurre en el "USS Caine", un destructor de la Primera Guerra Mundial adaptado como dragaminas y barco de escolta en la Segunda; para sus tripulantes una bañera apestosa y a punto de hundirse. El personaje central es Willis Keith, un hijo de papá –de mamá en este caso- neoyorquino, enrolado en la marina. En el Caine ostenta el grado de teniente segundo y oficial de comunicaciones. Le rodean el comandante de la nave, el capitán Queeg; el segundo de a bordo, Steve Marik; y el teniente Keefer, un novelista embarcado, trasunto del propio autor. En Nueva York tiene a su novia, May Wynn. La novela fue adaptada para la gran pantalla y parcialmente para el teatro, alcanzando en ambos casos un gran éxito.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1968
784

Colección Libro Amigo.

1986
0
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Comentarios

Imagen de enc

"El motín de Caine" es una novela psicológica en la que el autor conduce a sus personajes y al lector a la conclusión de que el Comandante del barco, el capitán Queeg, es un perturbado. El clímax de la novela se produce en medio de un tifón en el Pacífico, cuando el capitán se empeña en seguir el rumbo de la flota, con riesgo de naufragio, y Queeg es relevado del mando por su segundo de a bordo. Una vez en tierra el teniente Maryk ha de enfrentarse a un Consejo de Guerra; en ese momento queda claro que hay un solo principio aplicable: Si cualquier oficial pudiera relevar a su Comandante porque es un paranoico, en ocasiones incompetente, mentiroso y cobarde, se resentiría la disciplina general de la Marina. Es un principio difícil de asumir para el lector dada la situación previa a la que nos ha llevado el autor. Esta obra no sería igual si Herman Wouk no hubiera hecho la guerra en un barco y en circunstancias similares; de algún modo nos está mostrando la evolución de su propio pensamiento sobre la Marina. Por el mismo motivo el dibujo de los caracteres, acciones y lugares es perfecto y plenamente creíble; lo mismo cabría decir de la relación de Willie con su novia María Minotti –de nombre artístico May-. Es de suponer que en ocasiones pueda ser difícil para un autor saber cuándo poner punto final a una novela, en el caso de "El motín del Caine" si nos ha gustado el inicio el final se nos antoja perfecto.