La abadía de Northanger

Una joven, ávida lectora de novelas, acabará interpretando un personaje totalmente novelesco que se moverá entre intrigas y terribles secretos. Es una novela de la primera época de su autora.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2009
0

Título original: Northanger Abbey (1818)

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3
Average: 3 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

Género: 
Tema(s): 

Comentarios

Imagen de Pipa

Novela escrita entre finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. No se publicó hasta catorce años después de ser entregada a la editorial.La autora, narradora, se dirige directamente al lector, haciéndole, de vez en cuando, un guiño a su inteligencia e imaginación para que ponga también de su parte. La novela parece a simple vista fácil y lineal. Sin embargo, profundiza en los sentimientos de los de los personajes. Sus diálogos son ricos en vocabulario y expresivos. Se puede considerar una obra irónica, antirromántica, primorosa tanto como mordaz. Las novelas de esta autora  nacen de una inquieta observación de la vida corriente y doméstica y de una urgente y estética necesidad de orden moral.Catherine es una bella joven de 17 años, hija de pastor protestante y de  una práctica y sensata ama de casa que ha tenido diez hijos.  Un verano, los Allen, vecinos sin hijos, proponen llevársela a Bath donde el sr. Allen ha sido enviado por prescripción facultativa. Allí tiene experiencias de amistad y relaciones sociales que hacen que pase una magnífica temporada, en la que se divierte y aprende. A lo largo de las situaciones Austen muestra en qué poca estima tiene la formación que entonces solía darse a las jóvenes (p.15). Es aguda en la descripción de sentimientos en las distintas situaciones. Describe muy bien.

Después de conocer a los Thorpe, conoce a la familia Tilney, que se quedan prendados de ella, y la invitan también otra temporada a su casa, situada en la Abadía de Northanger, que da título a la obra.

La educación, la corrección en las formas, la honestidad, la honradez, la sinceridad, la lealtad, así como la ambición, la crítica y difamación, la vanidad, la apariencia; el valor de la amistad, la obediencia a los padres... Todo un conglomerado de virtudes y vicios que piden un rearme social. A lo largo de los diálogos, por ejemplo, de Catherine y Henry Tilney, en medio del baile, destacan sus correctas teorías acerca del matrimonio y la unidad del vínculo libremente adquirido. El baile queda como símbolo del matrimonio. Hace una comparación bellísima (es memorable la p.84-85). También destaca el tema de la clase social, del dinero que parece que no importa, pero sí importa y mucho.

Desde el punto de vista espiritual, a pesar de moverse en un ambiente protestante, el mismo en que vivía la propia autora, apenas hacen alusión alguna acerca de Dios. Que la familia Tilney viva en una antigua Abadía, es fruto de la desamortización de Cromwell muchos años antes.

En conjunto, y aún siendo una obra primera de la autora, vale la pena leerla. Tiene cierta intriga y acción, aunque haya párrafos de la vida anodina de parte de los personajes, es interesante ver la delicadeza de espíritu e inteligencia de la joven protagonista

Imagen de rodri

Una joven, ávida lectora de novelas, acabará interpretando un personaje totalmente novelesco que se moverá entre intrigas y terribles secretos. Es una novela de la primera época de su autora.
En principio concebida como una sátira de la novela gótica, va sin embargo más allá de este propósito y ofrece una pintura social rica y mordaz y una trama ingeniosísima con sorpresas inesperadas.