La Flecha Plateada

Kate y su hermano menor, Tom, llevan unas vidas aburridas y poco interesantes. Y seguramente sus aburridos y poco interesantes padres tienen algo que ver con eso. ¿Por qué Kate no puede vivir aventuras emocionantes y salvar el mundo como lo hacen los protagonistas de los libros que lee? Incluso su undécimo cumpleaños parece que será igual de poco interesante, hasta que su misterioso tío Herbert, a quien no conocía, la sorprende con el regalo de cumpleaños más inesperado, impresionante e inapropiado que se pueda imaginar: una colosal locomotora de vapor llamada La Flecha Plateada.
Los padres de Kate y Tom quieren devolver el regalo al tío Herbert, pero antes de que eso suceda, los hermanos ya viajan a tierras lejanas a bordo de La Flecha Plateada y en compañía de toda clase de animales exóticos que, al parecer, pueden hablar. Armados únicamente con su curiosidad, ingenio y la emoción de lo desconocido para guiarlos, Kate y Tom se encuentran de pronto en la aventura de su vida…

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2021
256
978-84-121990-9-3

Ilustraciones de Tracy Nishimura Bishop

Traducción de Mercedes Guhl
Valoración CDL
3
Valoración Socios
4
Average: 4 (1 vote)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

1 valoraciones

4
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Novela infantil de fantasía y aventuras, que transcurre a bordo de una magnífica locomotora a vapor llamada “La Flecha Plateada”. Los protagonistas son Kate, que va a cumplir once años, y su hermano Tom, dos años menor. En la víspera de su cumpleaños, Kate le pide a su tío Herbert, un hombre rico y excéntrico, que le envíe un regalo: una sorpresa que cambie su rutinaria vida. Porque sus padres son muy trabajadores y les dedican poco tiempo, y así los niños están apuntados a muchas actividades durante todo el día para estar entretenidos, pero Kate se preguntaba qué sentido podía tener todo aquello: “La vida siempre parecía tan interesante en los libros; sin embargo, cuando uno la vivía, no sucedía nada emocionante” (p. 12).  

El relato está narrado en tercera persona omnisciente, pero muy cercano a los pequeños lectores porque la acción siempre está focalizada a través de los ojos de la protagonista. Kate en su cumpleaños recibirá como regalo una magnífica locomotora a vapor con su vagón carbonero: la Flecha Dorada, con la que los niños podrán incluso hablar, formará un hermoso tren con quince vagones (dormitorio, restaurante, biblioteca, piscina, etc.) y así iniciarán un largo viaje. En el trayecto, recorrerán espacios muy diversos como un bosque invernal, una selva tropical, un desierto, un océano, etc.; y en las estaciones de ferrocarril recogerán animales parlantes de variadas especies que están en peligro de extinción o quieren migrar hacia otros lugares. De esta forma, a través de preciosas descripciones y con la ayuda de las ilustraciones en blanco y negro de Tracy Nishimura, los lectores irán conociendo diferentes hábitats con su fauna propia según el entorno descrito: lobos, venados, zorros, osos… y aves de todo tipo. Y, de la misma manera, conocerán los problemas provocados por las especies invasoras y la necesidad de hallar el equilibrio en la naturaleza y mantener en armonía el medio ambiente.

Así pues, en conjunto, la obra se configura como una novela de formación, en la que el viaje conduce a los niños a un proceso de aprendizaje y de madurez. A través de un mundo de ensueño y fantasía, pero disfrutando de una experiencia verdadera, deberán aprender a afrontar los problemas y resolverlos, tomar decisiones difíciles y formar su propio criterio ante situaciones arriesgadas. Gracias a esta obra, podemos volver a recordar a grandes autores de la literatura infantil y juvenil como Michael Ende con su colección de  “Jim Botón y Lucas el maquinista”, los famosos animales parlantes de Gerald Durrell, las célebres novelas de C.S.Lewis o las de Roal Dhal: porque siempre es emocionante volver a disfrutar de los clásicos leyendo obras actuales.