La isla de Bowen

La acción se desarrolla en 1920 y todo comienza con el envío de un misterioso paquete y el posterior asesinato de un marinero inglés en un pequeño puerto noruego; todo ello forma parte de un intrincado misterio que arranca del descubrimiento de un códice encontrado en una cripta del siglo X, en la localidad de Cornualles. Sin embargo, la mayor parte de la obra transcurre en una isla del Ártico, la ficticia isla de Bowen, a la que llega una expedición liderada por el capitán Zarco, en busca de un desaparecido arqueólogo inglés. Narrada con un estilo ágil y una permanente intriga, presenta una trama consistente que se apoya en unos personajes fuertes y bien perfilados. Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2013

 

 

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
2012
512
9788468304274

Premio Nacional de Literatura Juvenil 2013

Premio Cervantes Chico 2015 por toda su obra

Valoración CDL
3
Valoración Socios
3.666668
Average: 3.7 (3 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

3 valoraciones

4
3
Género: 

Comentarios

Imagen de amd

Novela de aventuras y de misterio, ambientada en 1920, en la que se mantiene la intriga en el argumento hasta el final, impresionando al lector en cada capítulo con nuevos elementos. El autor César Mallorquí (muy conocido en la literatura juvenil española por sus novelas "La cruz de El Dorado" y "Las lágrimas de Shiva"), siguiendo la estructura tradicional de la narrativa clásica de finales del siglo XIX, nos sorprende con cada nueva aventura de sus personajes que van desde los hallazgos de unas reliquias en una cripta medieval hasta los sucesos más inverosímiles en el ámbito de la ciencia-ficción.
Como afirma  el propio autor en el epílogo, con esta obra ha querido rendir un homenaje a los grandes clásicos de la novela de aventuras, ha logrado  escribir un relato “al estilo Verne”, uno de sus autores favoritos desde la infancia, porque el gran Julio Verne le enseñó “lo asombroso que es el mundo”.  El mismo título "La isla de Bowen" es un tributo a la famosa novela "La isla misteriosa", al igual que el nombre de uno de los personajes principales el Capitán Verne y las menciones al Capitán Nemo y al Nautilus, por citar solo algunos ejemplos.
No menos significativos son los guiños a otras grandes obras como la "Odisea", ya que el nombre propio del protagonista es Ulises Zarco, y su antagonista Ardán viaja en un navío cuyo nombre es “Caribdis”, que alude a uno de los monstruos con los que se enfrentó Ulises en sus aventuras por el Mediterráneo cuando intentaba regresar a Ítaca (Escila y Caribdis eran dos monstruos de la mitología griega, situados a ambos lados de un estrecho, que suponían un gran peligro para todos los navegantes). Además, como en una gran enciclopedia, se pueden encontrar datos muy interesantes sobre cuestiones relativas a Geografía, Química, metales, fotografía, navegación, etc.  
Desde el punto de vista narrativo, también tiene un alto rendimiento la dualidad en la voz del narrador, ya que en el relato se alterna el narrador en 3ª persona omnisciente con las páginas del diario en 1ª persona del fotógrafo Samuel Durango, uno de los personajes más jóvenes de la novela, con el que se pueden identificar fácilmente los adolescentes, que de esta forma compartirán mejor sus emociones y sentimientos.
Así pues, su lectura es muy recomendable tanto para los jóvenes (para que descubran y lean novelas de aventuras), como para los adultos, para releer a Verne y a todos aquellos autores que nos ayudan “a conservar intactas la curiosidad y la capacidad de asombro”.