La perla

La historia de Kino el pescador, de su hijo Coyotito y de la perla más hermosa jamás hallada permite a Steinbeck mostrar sus innegables dotes para la descripción de la vida natural y para la exploración de la conducta humana, pero encierra además un entramado de símbolos que permiten leerla como una parábola acerca de la relación del individuo con la sociedad.

Ediciones

Edición Editorial Páginas ISBN Observaciones
1997
132
2002
143

Título original: The pearl. Traducción: Horacio Vazquez-Rial.

2009
143
978-84-350-1834
  • Colección: Pocket
Valoración CDL
4
Valoración Socios
3.7
Average: 3.7 (10 votes)
Interpretación
  • No Recomendable
  • 1
  • En blanco
  • 2
  • Recomendable
  • 3
  • Muy Recomendable
  • 4

10 valoraciones

Género: 

Comentarios

Imagen de enc

La perla es un cuento, una parábola. Encierra la enseñanza de que lo que parece bueno puede acabar mal, ya sea por la avaricia de los hombres o por otras causas.

Kino es un indígena mexicano (allí los denominan habitantes primitivos, ya que no son indios aunque les llamemos así) de la Baja California, en México. Con él viven su mujer, Juana, y el hijo de ambos al que llaman Coyotito. Su pueblo se dedica a la extracción en el mar de ostras perlíferas y viven en chozas junto a la orilla. Su contacto con la naturaleza es total, también en los aspectos más negativos del hambre, frio, enfermedades y animales dañinos. Pero lo más dañino para este pueblo son los blancos que residen en la población, entre otros los intermediarios compradores de perlas. Estos desprecian a los indios y procuran arrebatarles la mayor parte del valor de las joyas que extraen del mar.

Nuestro hombre ha encontrado la perla más grande, la más hermosa, y la noticia se extiende por la aldea. Kino sueña con llegar a ser rico, poder casarse con Juana, bautizar a Coyotito y posteriormente enviarle a la escuela para que aprenda a leer. No va a ser tan fácil, ya que los compradores se han concertado para ofrecerle a Kino una miseria. El pescador se indigna y anuncia que él mismo irá a la ciudad para venderla. Los intermediarios ven esfumarse su negocio y acuerdan matarle y robarle la joya.

Lo que sigue es de un gran primitivismo por la crueldad y la desigualdad de fuerzas. Kino va a perder todo lo que ama y que, en parte, ha heredado de sus mayores: su choza, su canoa y la vida de su hijo, pero conserva la dignidad. Mata a los que le persiguen y vueve a la aldea ante la admiración de todos, mientras Juana lleva en brazos al hijo muerto.

Hay varias figuras hermosas en el relato. Coyotito por la inocencia que asiste a la infancia. Juan Tomás, el hermano de Kino, es un símbolo de la lealtad familiar, mientras que el resto del grupo asiste impávido y curioso a la escena. Por último Juana, la esposa, ayuda a Kino en todo lo que está en su mano y al mismo tiempo inyecta serenidad en las circunstancias por las que están atravesando: "Esta perla va a acabar con nosotros" -afirma. El lector se va a estremecer cuando Kino, enfadado con ella, la golpee brutalmente.

La lectura de la novela es desasosegante, ya que el autor deja ver desde el principio que la historia no va a tener un final feliz. Su estilo es relativamente poético y las descripciones visuales: las chozas a la orilla del mar, las casas de piedra de los blancos, los mendigos a la puerta de la iglesia o la canoa navegando. Steinbeck (1902-1968) demuestra un alto sentido moral, una idea clara del bien y del mal, en contraste con otros escritores norteamericanos de la época, como Hemingway o Scott Fitzgerald. El autor no teme posicionarse a favor del hombre humilde en medio del sufrimiento.

La valoración de esta novela depende de lo que uno espere de ella. Si le gustan los finales felices, ésta no lo tiene. Es como el trago amargo de una cerveza, hay a quien le gusta y a quien no.

 

Imagen de grpazos

Steinbeck recrea con su prosa magistral un cuento popular mexicano, una historia intemporal sobre el terrible vacío que dejan las cosas materiales cuando se pone en ellas el corazón y se busca la felicidad en su posesión. De paso, Steinbeck hace una aguda crítica social que no deja indiferente al lector. Merece mucho la pena dedicar a esta breve novela las poco más de tres horas que cuesta leerla. 

Imagen de acabrero

Una fábula, un cuento… Una realidad, un peligro cercano. En muy pocas páginas Steinbeck es capaz de ponernos ante la crudeza de la vida. Ante los peligros que asaltan en el camino. Nos advierte de los deslumbramientos que nos pueden llevar al horror. Una perla, un gran tesoro que se encuentra. Pero como en la parábola del evangelio, es distinto el tesoro escondido encontrado por casualidad, que la perla que se busca. ¿Por qué se busca? Inicialmente en esta historia se busca solución para la salud del bebé. El problema desaparece porque el niño se cura, pero ya se ha encontrado la perla. Hasta qué punto puede ser un gran obstáculo es lo que se expone maravillosamente en esta breve historia, que es la historia de tantas personas perdidas en su tesoro.

Imagen de Pipa

Steinbeck nos muestra, bajo forma de parábola, la historia de la gran perla, cómo fue hallada y cómo volvió a perderse. Habla, con un lenguaje cuidado y preciso, de Kino el pescador, su esposa Juana y del pequeño Coyotito. Y como la historia se ha relatado tantas veces, ha echado raices en la memoria de todos. En ella hay un regusto clásico, eterno, que rememora en los corazones que solo hay cosas buenas y cosas malas, blancas y negras, santas y perversas, sin que jamás encuentre matices grises, medias tintas.

Al leer esta historia cada uno puede dar una interpretación a propósito de su propia vida o de sus intereses: trata de la felicidad y los sueños, la vida y la muerte, la riqueza y la pobreza, la ignorancia y la sabiduría; destaca la fortaleza y la debilidad del ser humano.

Deja claro que un bien material no siempre causa felicidad. A veces lo es de desgracia. Pero podría ayudar tanto a salir adelante... Pero surge con ella los sueños y ambiciones nobles, la desconfianza, la envidia, el odio, la avaricia.

Es una joya de libro, muy bien escrito y fácil de leer, muy positivo porque aporta, además del deleite de su lectura, la ternura de su dramática historia y muchos puntos de reflexión. A pesar de que en sus páginas denuncia con firmeza la ignorancia que lleva a la sumisión, al conformismo;  la "doble vida" de algunos personajes; a la Iglesia por aliarse con los que tienen medios más que con los pobres. Sin embargo, sus personajes confían en Dios, y en la divina Providencia...

Imagen de Rubito

La historia permite al autor describir de forma magistral la vida natural y la exploración de la conducta humana. Narración intensa y conmovedora donde muestra la grandeza y las miserias humanas frente a la riqueza y la pobreza. Una obra de arte literario que el director cinematográfico Emilio Fernandez Cuervo llevó a la gran pantalla en 1945.

Imagen de cdl

El Premio Nobel estadounidense de 1.962 nos narra con un estilo bastante directo y escueto, todo un ejemplo de agilidad sin abusar del diálogo, este drama ambientado en algún lugar del sur de EE.UU. caracterizado por la pobreza y la humildad de sus gentes, tema recurrente que tanto obsesionara a Steinbeck. La miseria de EE.UU. que el autor refleja en sus obras hizo, a modo de curiosidad, que él mismo fuera considerado comunista en sus días. Steinbeck tuvo una vida ciertamente dura, como dura lo es la vida la vida de los personajes de esta corta novela llamada "La perla". Exceptuando algunos párrafos dedicados a hermosas descripciones Steinbeck recurre a un estilo duro, ágil y directo para narrarnos los hechos de los personajes de este drama. Y lo hace con una plena objetividad. Los hechos de esta contundente obra son presentados fríamente, dejando que sea el lector quien extraiga sus propias conclusiones. En resumen, "La perla" se trata de una novela ciertamente aconsejable que, aunque no tan conocida como "Las uvas de la ira", "Al este del Edén" o "Los hechos del Rey Arturo", constituye una excelente introducción a este clásico de la literatura estadounidense.